Voces cálidas en un ambiente rokero

Las armonías de Sonseis+ complementaron el exitoso concierto del Rockarballo del viernes en el Pazo


Carballo / La Voz

El grupo Sonseis+ forma es ya un miembro destacado del árbol genealógico de la prolífica música carballesa. Un cuadro como el de los lazos familiares ayudaría a entenderlo mejor a los más jóvenes, pero para los de cierta edad no es complicado porque han ido creciendo viéndolos cantar, en algunos casos desde los primeros 70 de Xocaloma. Ahí estuvo, por ejemplo, Joaquina Ávila, y antes Jorge Campos, que ya no está en esta agrupación. Huguette Periscal y Marisol Pose pasaron por Marea Baixa. La cuarta voz femenina es Maica Mariño. La parte masculina la ponen Pedro Luis Fernández Pombo y Carlos Fidalgo. El primero, veterano de tantas agrupaciones, tocó la flauta y la guitarra, y Fidalgo, el piano.

Sus interpretaciones fueron una demostración de la versatilidad vocal de las cuatro, con armonías como el clásico Hallelujah, medios tiempos como el Swing Low, el Não Precisa de Paula Fernandes, por el hermoso Benditas Feridas de Rosa Cedrón. Un buen contrapunto a los estilos de Cerne, Versión Imposible o Lowcos. También estaba prevista la actuación de EOE, aunque finalmente no estuvieron. Huguette cantó por partida doble, porque lo hizo también con Quercus Blues.

Sonseis+ se formó a principios del 2013, y desde entonces se ha mantenido el grueso de la formación, con algunos cambios, idas y venidas. Pedro Luis, por ejemplo, lleva algo más de un año. Sus conciertos son esporádicos, pero muy celebrados. No es la primera vez (ni la segumnda) que acuden al Rockarballo, como tampoco algunos de los otros grupos que actuaron. En general, un homenaje a la fuerte tradición musical de Carballo, llena de calidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Voces cálidas en un ambiente rokero