«Eu quero a Carballo» intensifica los lazos del municipio con los vecinos

La campaña incluye retoños del roble de Vilar de Francos a cada recién nacido


carballo / la voz

El Concello carballés presentó ayer, por segundo año consecutivo, la campaña Eu quero a Carballo. Y de nuevo lo hizo con el enganche de la fecha simbólica de hoy, día de los enamorados. Pero, como en la primera edición, es un conjunto heterogéneo de acciones y destinatarios con las que, en el fondo, se busca conectar a los vecinos con el municipio, desde múltiples ópticas positivas. Y, además de las acciones, hay imágenes y logos, manteniéndose la ya muy conocida del corazón entre el Eu y el Carballo

Prueba de esa heterogeneidad fue la multiplicidad de conejales a la hora de presentarla: el de Obras e Servizos, Luis Lamas; el de Mobilidade, Juan Seoane, y el de Cultura, Marcos Trigo, además del alcalde, Evencio Ferrero, y la artesana Marilá Gómez.

El papel de la artista ha sido muy importante en una de las actividades más llamativas: ha elaborado macetas artesanales en olería de Buño, con barro blanco, a mano y en el torno. Esas vasijas alojan los retoños del carballo de Vilar de Francos, que se ha quedado sin buena parte de sus ramas por los años y los temporales. Cada niño o niña que se empadrona en arballo recibe (si quiere) uno, ya desde principios de año: la familia puede plantarlo donde quiera o hacerlo en un lugar común, el año que viene.

Paraguas, embudos y lápices

Además del gesto verde y muy simbólico del carballo (los hijos, más de 200, han salido de bellotas o se han trasplantado directamente de los que brotaban), las otras acciones (incluido un nuevo reparto de adhesivos entre comercios y locales) refuerzan sobre todo la imagen del amor a Carballo. Incluso con elementos cotidianos como los embudos que sirven para facilitar la recogida de los aceites vegetales usados. Habrá un reparto de estos nuevos, con la imagen de la campaña, a partir de la semana que viene. Complementa el reparto, el año pasado, de las bolsas para recoger las deposiciones de los perros.

Los niños de infantil, primaria y ESO recibirán, ya hoy, un lápiz o un bolígrafo para escribir «os mellores desexos para o futuro de Carballo», señaló Trigo. Y los alumnos del Pedibús, un paraguas. También sus acompañantes, como indicó Seoane, en este caso de un color y un tamaño mayor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Eu quero a Carballo» intensifica los lazos del municipio con los vecinos