Terra Galega tira del PXOM para abroncar el pleno de Carballo

El regidor y la portavoz socialista acabaron pidiéndole a José Bello Pallas «seriedade, rigor e respecto» ante sus intervenciones


Carballo / La Voz

El urbanismo sigue siendo la asignatura preferida del concejal de Terra Galega José Bello Pallas, que con sus intervenciones consiguió abroncar un pleno ordinario que, a juzgar por su orden del día, pintaba de lo más tranquilo. Se sometió a aprobación provisional una modificación del PXOM que significará la unión final de la Vila de Negreira con la AC-552 a través de la rúa Pintor Francisco Miguel.

Aprobada inicialmente en octubre de 2018, TeGa se reiteró en su argumentación, asegurando que este proyecto es «unha burla para o pobo de Carballo que non ten ningún tipo de utilidade, máis que a de enredar e atrasar outro ano», según Pallas, que criticó la gestión municipal en materia de urbanismo y que habló de una moción conjunta presentada en su día por parte de toda la oposición en la que se hablaba, entre otras cosas, de no reducir el ancho de la vía. «Aqui está o seu autógrafo, señora Vila», increpó a la portavoz socialista, que respondió pidiéndole «un mínimo de respecto» hacia su figura y matizando: «Eu nin firmo autógrafos nin teño fans». El regidor, Evencio Ferrero, le pidió «rigor e seriedade» y criticó el concepto «presidencialista» que, a su parecer, tiene el edil de Terra Galega al afirmar que «no Concello de Carballo faise o que di o alcalde».

Tres mociones socialistas

Dos de las tres mociones presentadas por el grupo socialista salieron adelante con los únicos votos en contra del Partido Popular, al ver en ellos una intención de sacar «rédito electoral» ante los próximos comicios autonómicos.

Por un lado, se aprobó instar a la Xunta a mejorar el servicio de pediatría con propuestas como el retraso voluntario de la edad de jubilación de los sanitarios, el desarrollo de un plan de contratación o acordar con el Gobierno estatal la agilización de los procesos de acreditación de plazas de nuevo ingreso a la formación especializada en pediatría, entre otras cosas. También fue aprobada una moción relativa al Servizo de Axuda no Fogar (SAF) para instar a las Administraciones correspondientes a que asuman una competencia que le es propia; así como a proponer un sistema de financiación estable.

No salió adelante, sin embargo, el texto referido al impuesto de plusvalía. El PSOE pedía que el Concello instase al Gobierno a iniciar los trámites para modificar la regulación del impuesto, en aras a cumplir una reciente sentencia del Tribunal Constitucional, y así evitar «cobros inxustos» cuando no se produce un incremento del valor del inmueble. En ese punto concordó el grupo nacionalista, pero no así en los siguientes: los socialistas pedían que el Concello evaluase los ingresos indebidamente percibidos y que iniciase una campaña informativa para poner al tanto de esta circunstancia a la ciudadanía.

El BNG propuso una enmienda a la moción, quedándose solo con el primer punto, y explicó, por medio de la concejala Belén Lendoiro, que se pidió un informe al jefe de servicio que arrojó algo de luz al asunto: «Por un lado, este é un imposto que grava só o solo, non os edificios. [...] No informe indícase que a sentenza non anula o imposto, co cal non ten sentido pedir que se paralice. [...] Se efectivamente se alega unha perda na venda [económica] no momento da solicitude, xa non se cobra o imposto, segundo nos trasladan». Así, y al contar únicamente con el apoyo de la oposición, la moción fue rechazada al no admitir el PSOE la enmienda nacionalista, que votó en contra.

«Redacción malévola»

Varias cuestiones técnicas consultadas por el PP, un ruego y una decena de preguntas de Terra Galega cerraron el debate. Sobre estas últimas dijo la edila Milagros Lantes observar una cierta «redacción malévola». Preguntaron sobre los requisitos exigidos para cubrir puestos de oficial de policía, los expedientes a la empresa encargada de las obras de la rúa Barcelona o la prórroga del contrato a la responsable del gabinete de comunicación.

También pidió TeGa la publicación en la web del Concello de la versión en gallego de una prueba recientemente realizada, «para que non existan dúbidas na transparencia desta convocatoria». Belén Lendoiro reiteró que los tribunales calificadores «actúan con independencia do ámbito político» y reprochó que se pusiese en duda el rigor y la transparencia del proceso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Terra Galega tira del PXOM para abroncar el pleno de Carballo