Las obras de la circunvalación de Carballo comenzarán por el polígono

Ethel Vázquez anunció ayer a los empresarios la contratación del proyecto


Carballo / la voz

La futura circunvalación de Carballo comenzará por el Este. Por el polígono de Bértoa. Era una demanda unánime: Concello, vecinos, asociaciones, comunidad de propietarios del polígono (y otros de Galicia), empresarios... Anunciada hace ya unas semanas, la duda estaba en por qué parte empezaría: si por el enlace con Coristanco o con el parque empresarial. Y finalmente lo hará por esta última.

La encargada de anunciarlo fue la propia conselleira, Ethel Vázquez, quien ayer se desplazó hasta Carballo para dar la noticia ante la comunidad de propietarios, y además en su sede. No solo eso, sino que también habló de plazos: la Xunta licitará, a principios del año que viene (primer trimestre), la redacción del proyecto de la primera fase. Más que hacerlo de nuevo, será en realidad una actualización de un proyecto que ya se abordó en su momento, pero que quedó pendiente. Para eso servirán los 250.000 euros consignados en los presupuestos del año que viene. Después tocará licitar esa primera fase, adjudicarla y obrar, y más tarde llegará la segunda, ya con el enlace a Coristanco. Pero la primera actuación será conectar el polígono con la carretera de Ordes, la AC-413, entre Carballo y A Silva (y conexión con Santiago) por la zona sureste, liberando por tanto todo el tráfico pesado del casco urbano, especialmente de O Chorís y de una parte de A Milagrosa. La inversión total será de unos 28 millones de euros. La de la primera fase, de 15 millones. La variante de Carballo medirá casi siete kilómetros.

Vázquez Mourelle indicó que atiende a criterios técnicos y de movilidad. El principal objetivo es evitar los tramos urbanos de la AC-552, por Bértoa, además de la avenidas Bergantiños, Negreira y adyacentes, y A Milagrosa y sus correspondientes salidas hacia Santiago, como ocurre en la actualidad.

El alcalde de Carballo, Evencio Ferrero, que fue informado de la decisión antes del encuentro, señaló que es una «moi boa noticia», además de ver lógico «que se atenda a prioridades técnicas de seguridade, mobilidade e racionalidade». Y también de un sentir unánime en este sentido, «dende o consello parroquial de Bértoa ata os empresarios».

La necesidad en sí de la circunvalación ya viene de lejos, y él mismo se la trasladó a Feijoo en una entrevista hace casi dos años. Ahora, añade, hay que estar atentos a los plazos: «Esta é unha obra prioritaria, urxente, necesaria, que debe acometerse nesta vindeira lexislatura».

Los propietarios valoran de manera muy positiva la reunión, y vigilarán los plazos, ya que se prevé que la obra pueda estar lista en el 2022. También informaron a la conselleira de los puntos de la AG-55 con mal drenaje, y son un peligro. Vázquez se comprometió a analizarlo.

Un cuarto de siglo desde que se planeó esta infraestructura 

 

La necesidad de la circunvalación no es nueva: más bien al contrario. Mucho antes del anulado PXOM del 2003, en 1994, las normas subsidiarias ya la preveían. Y fue justamente con el tripartito creado en el 2003 cuando se volvió sobre el tema. Años y años de vueltas que en el 2009 cristalizaba en el Plan Move de la Xunta, pero como si nada.

Fue este año, justo antes de las elecciones municipales, cuando regresó el consenso y la presión política, además de un movimiento social y empresarial como nunca se había visto en la misma dirección. Y todo para sacar del casco urbano carballés las decenas de vehículos pesados que cada día atraviesan la zona escolar y deportiva, pero también para dar más agilidad en la conexión de las empresas con Santiago, el sur de Galicia y Portugal. Sobre todo, ahora que tanto ha crecido (y lo que le queda) el polígono de Bértoa.

28 millones: Presupuesto total. Es lo que costarán las dos fases de la circunvalación, aproximadamente.

15 millones: Primera fase. Cifra estimada para la primera fase. La actualización del proyecto se licitará en breve.

7.000 metros: Distancia. Es lo que medirá en conjunto. La primera fase llegará desde el polígono de Bértoa hasta la carretera de Ordes.

Urge

Una buena noticia para Navidad, que al circunvalación se haga y que comience por Bértoa. Es algo que necesitan y desean los empresarios, los vecinos, la comunidad escolar y los representantes municipales. La variante carballesa es clave para el desarrollo futuro de la capital de Bergantiños, en todos los aspectos: económico, urbanístico, social y, sobre todo, desde el punto de vista de la seguridad vial. Urge.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Las obras de la circunvalación de Carballo comenzarán por el polígono