El abandono se come el mobiliario de los parques de Carballo

La humedad y la falta de mantenimiento han acabado con el puente y el palco de la música que hay en el jardín junto al río Anllóns


Carballo / La Voz

Hace mucho que el mobiliario de los parques de Carballo no recibe el mantenimiento adecuado. Especialmente grave es la situación en el parque del Anllóns. Parte de la barandilla ha terminado por ceder. Hacía meses que su estado no era seguro y ahora ha sido sustituida por varias vallas de obra que no ofrecen seguridad alguna. El palco es otro de los elementos que muestra claros signos de abandono. Le falta parte del tejado y barandillas en viarios lados. Uno de los principales problemas es que no se ha barnizado en mucho tiempo y la madera ha terminado por pudrirse. Ese problema se extiende también a los bancos.

Hace tiempo desaparecieron los arcos para plantas trepadoras que había en uno de los laterales, que ejercía de recóndita zona de estar y tanto los baños como la parte baja del palco y los muros de la estación de autobuses están llenas de pintadas que nadie limpia. Al otro lado del río, sin embargo, pusieron techo al parque infantil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El abandono se come el mobiliario de los parques de Carballo