El autocaravanismo ilegal, un quebradero de cabeza para los alcaldes

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

Zaira Pallas

El regidor de Carballo, Evencio Ferrero, quiere habilitar un área a la espera de que la Fegamp «redacte unha normativa tipo»

26 sep 2019 . Actualizado a las 23:18 h.

Los concellos continúan con las manos atadas para poder combatir el autocaravanismo ilegal. En la Costa da Morte se han habilitado desde el 2014 ocho áreas de servicio, pero no hay una sola zona de aparcamiento. En Caión y en Corme, los alcaldes lo intentaron, pero les resultó inviable por el elevado grado de protección medioambiental de estos espacios costeros. Lo mismo sucede en Razo y Baldaio, tal y como apuntó este jueves el mandatario de Carballo, Evencio Ferrero, durante el acto de presentación del balance de actuaciones de socorrismo en verano.

«Onte [por el miércoles] houbo unha xuntanza na sede da Fegamp, á que asistiron bastantes alcaldes e representantes municipais, entre eles de Camariñas, Carballo, Fisterra, A Laracha... Para abordar a problemática do autocaravanismo. En Vilanova de Arousa contabilizaron nun día 450 autocaravanas. En Ferrol, case 400. Son datos preocupantes que falan dun problema, que non é exclusivo de Carballo». La conclusión a la que se llegó en este encuentro es que «por parte da Fegamp se redacte unha normativa tipo para que despois cada concello poida axustala a súa situación particular», argumentó Ferrero. Y añadió: «Esta parte do traballo é a materia pendente da Fegamp con vistas ao verán que vén».

En el caso de Carballo hay varias dificultades añadidas para poder habilitar una zona exclusiva de aparcamiento de autocaravanas: «Estase mirando zonas próximas ao casco urbano [en su día se habló de As Labradas]». En el caso de Razo y Baldaio hay un problema adicional: el plan especial urbanístico cuya tramitación se encuentra en fase inicial. Además, como sucede en el resto de concellos de la Costa da Morte, al carecer de una normativa específica, los únicos que tienen potestad para poder sancionar el autocaravanismo ilegal son los guardias civiles adscritos al Seprona, tal y como recalcó el regidor carballés.