La antigua A Revolta es cada día un foco mayor de riesgo

Enésimo incendio en las instalaciones de la vieja sala de fiestas y discoteca, que tiene varios accesos libres desde el exterior


carballo / la voz

El martes, a mediodía, volvía a arder el interior de la antigua sala de fiestas A Revolta de Carballo. Fue poca cosa: al parecer, alguien estaba dentro cortando una zona de metal y se le escapó la llama. La rápida intervención de los bomberos impidió que fuese a más. A principios de mes se había producido otro siniestro, pero en el exterior, al arder una pila de basura acumulada en la explanada trasera del inmueble, un lugar en el que desde hace muchos años la basura no para de crecer. No fue el único: semanas antes se había producido un siniestro similar.

Los incendios son frecuentes en estas instalaciones, que lleva en la ruina más de cinco años. Pero lo peor es que el acceso al interior está expedito desde varios puntos. Las escasas medidas de seguridad que se colocaron en su día nunca sirvieron de nada. Puertas, ventanas y huecos permiten entrar o ver el interior sin ningún tipo de problema. Hay pintadas por todas partes, y cristales. La insalubridad es notoria. Los riesgos de derribo de lo que aún pende del techo, también. Los cristales y objetos punzantes están a cada lado. La basura supera todos los niveles. Es casi un milagro que nunca haya pasado nada a la vista del estado que presenta este lugar, que fue la meca del ocio para miles de jóvenes durante decenios. Sobre todo en la larga época de A Revolta, pero también en la posterior de La Factoría, aunque menos, y ya muy lejos la última, denominada Diva Dance. En los buenos tiempos se juntaban hasta 3.000 personas por sesión en un local que se hacía inaugurado en 1976. El local es propiedad de la sociedad Sala de Fiestas Bergantiños, con unos 5.000 metros cuadrados de parcela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La antigua A Revolta es cada día un foco mayor de riesgo