Los profesores del colegio Fogar se encomendaron a Os Milagres

CRÓNICA | Es cierto que se trata de una tradición de años, pero en esta ocasión la peregrinación tuvo un carácter especial. El miércoles comenzarán las clases y buena parte del cuerpo docente seguía ayer por la tarde en el colegio, limpiando y quitando escombro y así seguirán todo el fin de semana


Carballo / La Voz

Es cierto que se trata de una tradición que ya viene de años, pero también que en esta ocasión la peregrinación de los docentes del Fogar a Os Milagres tuvo el jueves un carácter especial. De hecho, varios de ellos comentaron que habían ofrecido a la Virgen la obra que la empresa Fonsan lleva a cabo desde mediados de julio.

La intercesión será más que necesaria, puesto el miércoles comenzarán las clases y buena parte del cuerpo docente seguía ayer por la tarde en el colegio, limpiando y quitando escombro y así seguirán todo el fin de semana. Cuentan con que la Virxe les eche una mano, pero también tienen claro que o se arremangan o el inicio del curso se presenta más complicado de lo habitual.

Orgullo

El director, Fernando Garea, se mostró muy orgulloso de la forma en la que ha respondido el cuerpo docente y el resto de los trabajadores, pero también antiguos alumnos, del Xiria, que aportaron su juventud y ganas a la ingente tarea de poner en orden un centro educativo que anda por los 800 alumnos y que es el segundo de Galicia en número de estudiantes matriculados.

Enorme

Los números en el Fogar son enormes: en infantil tienen línea 3, lo que significa que hay 9 grupos y, por tanto, otras tantas aulas. Todas ellas quedaron ayer en estado de revista. Más complicada es la primaria, puesto que tienen línea cuatro, lo que significa que hay 24 clases, cada una con cuatro paredes, que hay que dejar pintadas; un par de ventanas, que hay que sustituir, y una puerta, que es necesario cambiar. También algunos de los padres de alumnos se ofrecieron para echar una mano. La dirección los convocó a las 10 de la mañana en el Fórum y hubo lleno total.

El asunto no es menor. Los progenitores querían saber si las clases comenzarían el día 11, como en el resto de Galicia, y si sus hijos estaban seguros en un centro en el que todavía queda mucha obra. El director, Fernando Garea, informó de que habrá cambios para adaptarse a la situación. El patio de infantil permanecerá cerrado y la entrada se realizará por uno de los dos portalones en la avenida de Bergantiños. El otro será para los alumnos de primaria, que tendrán que pasar sin una parte de su zona de juegos, en la que se almacenan los elementos del nuevo tejado.

Desde el centro garantizan que los niños no estarán expuestos a las obras y reconocen que desde la visita de la conselleira Carmen Pomar, las labores se han agilizado de forma notable. De hecho, habrá doble turno para acabar antes. Oficialmente, el exterior tiene que estar listo el 31 de octubre y la intención es que el proyecto interior esté prácticamente rematado el lunes. Ahora hay buenas perspectivas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los profesores del colegio Fogar se encomendaron a Os Milagres