La electrolinera pública de Carballo comienza a funcionar

La instalación fue colocada hace casi un año, pero la conexión con la red eléctrica ha llegado ahora


carballo / la voz

Hace casi un año, en octubre del 2018, comenzaba en Carballo, en la zona del Rego da Balsa (detrás de la antigua estación de autobuses) la instalación de la primera electrolinera pública de la zona. Los puntos de carga eléctrica en las calles son frecuentes en muchas ciudades españolas y europeas desde hace años, pero no en la Costa da Morte. Sí existen ya varias iniciativas privadas en marcha, que son las que tiran de la nueva tecnología, pero las otras se resisten.

Ha costado, porque Ferroser, que es la concesionaria del alumbrado público en Carballo, no ha conseguido en este tiempo el enganche a la red de Fenosa, según explican desde el Concello, pero por fin ha sucedido. Ahora, la puesta en marcha del servicio ya es cuestión de horas, o de días. Ya están señalizadas las dos plazas habilitadas para estacionar y enchufar.

Los usuarios usarán una tarjeta para pagar la electricidad consumida, como ya se hace en otros lugares. Por ejemplo, en la gasolinera Maceiroa de Coristanco, donde además tienen conexión de gas, o en concesionarios como Dimolk, cuya marca Nissan es vanguardista a nivel mundial en coches eléctricos, tanto puros como híbridos enchufables. O también en el Semáforo de Fisterra, donde ya han sido varios los automóviles Tesla (una marca de prestigio en el sector) que han aprovechado la visita para recargar sus baterías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La electrolinera pública de Carballo comienza a funcionar