Roberto Somoza: «María Pita es nuestra casa, vamos a estar casi en familia»

Después de cinco años de éxito, a casi disco por año, Somoza y su Big Band llegan a las fiestas de A Coruña

A. A
A Coruña / La Voz

Amante de la música, y más en concreto del jazz, desde que era tan solo un niño y escuchaba los vinilos de su hermano, Roberto Somoza (Londres, 1971) se subirá este domingo al escenario de la plaza de María Pita con su Garufa Blue Devils Big Band. Acompañado de Sito Sedes, tocará un repertorio que incluirá temas como Blue Devils Mambo o Que Rico Vacilón de su último disco, Siboney.

-En tan solo cinco años han conseguido un éxito tremendo y llenan siempre el Garufa Club, ¿como se sienten ante el cambio a un escenario más grande?

-No es algo que nos resulte ajeno porque normalmente nosotros, aparte de las actuaciones en el Garufa, solemos dar conciertos fuera. De hecho, antes de llegar a María Pita estuvimos en Lemos, el pasado viernes en Viveiro y estuvimos también en Carballo, o sea, es algo habitual. Lo que sí, para nosotros es algo más especial porque es nuestra casa, vamos a estar casi en familia, por lo que lo esperamos con relativa ansiedad, pero no es algo que nos resulte muy ajeno.

-¿El público al que se dirigen normalmente es tan variado como el que veremos en la plaza?

-Pues nosotros como público tenemos de todo, siempre digo que tenemos público de todas las religiones y condiciones, y edades también. Hay chavales de 18 años y señoras de 80. En ese sentido somos muy afortunados.

-Esta banda es muy particular, casi única con tantísimos músicos, ¿por qué esta orquesta nació en A Coruña y no en otra ciudad más grande?

-Básicamente, porque había muchos músicos dispuestos a hacerlo y seguramente tuvo una gran culpa de esto el conservatorio. El conservatorio de música creó la especialidad de jazz creo que hace ya 10 años. Y en una ciudad que no es tan grande, como esta, que haya una especialidad de jazz hizo que de repente aparecieran músicos no solo de la ciudad, sino de otras provincias y otros sitios, incluso de fuera de España. Hubo un momento en el que había muchísimos, no era algo muy normal en la ciudad. Creo que gracias a esto se pudo hacer realidad aquí en A Coruña y no en otro sitio.

-Este es un trabajo que requiere mucho esfuerzo, pero no da para vivir de ello. ¿Qué es lo que les motiva a seguir?

-Simplemente seguimos en este proyecto por el amor a la música, sin ningún tipo de rodeos. Es algo que nos apasiona y que nos gusta y ya está. Actuamos, nos hace felices y nos vamos contentos para casa, es así de simple.

-¿Y como ve el futuro de este género en A Coruña?

-Es una pregunta difícil de responder. Creo que los músicos en esta ciudad tenemos una gran responsabilidad, los que nos dedicamos por lo menos a hacer jazz, en el sentido de que debemos hacerlo lo mejor posible y ofrecer, por decirlo de alguna forma, música con la mayor calidad. Creo que esto es un condicionante muy importante a la hora de saber si va a tener futuro o no. Hemos pasado por muchas etapas, pero creo que si está gustando es porque algo estamos haciendo bien y debemos seguir así. No la orquesta solo, por supuesto, sino todos los músicos. En el momento en el que empecemos a ofrecer algo que no está bien, creo que el público no es tonto y dejará de ir a las salas. Eso es así. No sé, el futuro depende en gran medida de lo que seamos capaces de transmitir.

«Sito Sedes transmite buenas sensaciones no solo al público, sino a los músicos»

Somoza y su orquesta no descansan, y tras sacar su último disco con Sito Sedes hace un par de meses ya preparan el siguiente.

-¿Cuál es el siguiente reto al que se enfrenta la Big Band?

-El próximo reto es el siguiente disco, Hello Dolly, que lo vamos a presentar el próximo 3 de octubre. Y básicamente, seguir trabajando día a día e intentar que la Big Band salga lo más posible de Galicia. Trabajar cada día es el mayor reto que tenemos.

-A la hora de crear esta orquesta, ¿por qué se decantaron por el jazz y no otro género?

-Personalmente es un estilo que siempre me ha gustado y está muy ligado también al cine clásico, que me gusta muchísimo y yo pienso que a la totalidad de la gente que formamos esta banda nos gusta ese estilo. Cuando decidimos trabajar con Sito Sedes fue un poco lo mismo, con boleros y chachachás, pero también con esta nostalgia musical.

-Este domingo se subirán al escenario con él, un viejo amigo.

-Actuar con Sito Sedes es muy emocionante porque es un artista muy especial que transmite desde arriba muy buenas sensaciones hacia el público, pero también hacia los músicos que lo acompañamos. Subir con él al escenario siempre trae buenos recuerdos, es algo muy emocionante disfrutar con él de la música.

-Por el escenario de María Pita han pasado géneros tan distintos como el flamenco o folk, ¿cree que el jazz tendrá la misma acogida?

-Sí, creo que sí porque nuestra especialidad, por decirlo de alguna forma, es la música de jazz de entre los años 20 y 50 casi. También viene Sito Sedes, que se ocupa de la parte, digamos, más latina, pero igualmente de esa época. Quiero decirte con eso que son temas que prácticamente todo el mundo conoce aunque no sean muy aficionados a este estilo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Roberto Somoza: «María Pita es nuestra casa, vamos a estar casi en familia»