«Estamos emocionados de explicar a los padres que la felicidad es posible»

Los «youtubers» Borja Prieto y Natalia Flores, muy vinculados a la comarca de Bergantiños, son los autores de una obra sobre paternidad

Borja Prieto y Natalia Flores, a la derecha de la imagen
Borja Prieto y Natalia Flores, a la derecha de la imagen
n. guillermo
carballo / la voz

No solo somos padres, un libro escrito por Los Prieto Flores, es «un antimanual para ser padre y no perder la cabeza», como dice Borja Prieto, la mitad del tándem junto con Natalia Flores. Hondamente conectado con la comarca -su padre, Julián Prieto, es secretario del ente Xeoparque Costa da Morte, pero hay mucho más-, fue él quien habló de esta obra en Radio Voz poco antes de su paso por A Coruña para una presentación de la obra, como antes ya lo han hecho en Madrid o Barcelona.

-¿Cómo llevan ser padres?

-Creo que más o menos bien. La idea de escribir este libro surgió a través de nuestros amigos. Tenemos muchos que se están empezando a reproducir ahora y que están perdiendo la cabeza. Son los típicos que te encuentras por la calle con ojeras y dicen cosas como «Hace dos años que no salgo de casa» o «Llevo un año sin dormir». Pues este libro viene a ser como un antimanual para salvar, rescatar y desprogramar a toda esa gente, para decirles que tener hijos es algo más lógico y normal. Para no convertirte en una ameba social, igual te puede venir bien este libro. Yo lo entiendo, tener hijos es una cosa durísima, requiere tiempo, dinero, esfuerzo, y sobre todo requiere energía, pero sí es verdad que se nos está inculcando miedo, estrés, que no es lo que necesitas cuando tienes un hijo.

-Además de cuatro hijos tienen una agencia de publicidad, un canal de YouTube con casi 34.000 suscriptores con el que han visitado el Carballo Interplay, ahora este libro...

-Lo hacemos con mucha organización. Nosotros somos los primeros pringados que hemos caído en todo esto de lo que hablamos, la locura de padres que nos invade. Es un libro de ensayo-error, que nos ha llevado muchas conversaciones escribir.

-¿Qué tal está yendo el libro?

-Estamos encantados porque nosotros habíamos colaborado con algún medio, pero nunca habíamos escrito un libro. Nos hemos metido aquí en plan «chaqueteros». Somos muy humildes y flipamos con estas cosas, pero ya va por la segunda edición, son un porrón de libros. Estamos emocionados de poder explicar a todos estos padres que la felicidad es posible.

-Estamos en Bergantiños, y aquí queremos mucho a Eduardo Pondal. Es posible que su sangre circule por sus venas. Lo de la sangre de escritor creo que ya le viene un poco de estirpe.

-Casi toda la familia de mi padre es gallega, y orgullosa de serlo, y es verdad que somos descendientes del señor Pondal. Mi padre, siempre que voy a Galicia o hago una entrevista, me dice «¡Recuérdaselo, es muy importante!». Hay mucha distancia entre Pondal y yo, no me parece tan reseñable, pero entiendo que al ser gallegos... Al fin y al cabo, es el hombre que ha escrito el himno gallego. Es para estar orgulloso, y de hecho nosotros vamos muchísimo. No solo a Carballo, que nos encanta y somos «ultrafans» de todo. Veraneamos en Laxe, que está al lado. Nosotros, cuando alguien nos pregunta nuestra definición de lujo, siempre decimos «Galicia», porque puedes dormir en verano con edredón, por las noches te pones sudadera, y se come increíblemente bien.(...) Y, es verdad, no conozco el mosquito gallego.

-Tenéis, por tanto, mucha relación con todo Bergantiños.

-Sí. En Ponteceso, además, en la mítica casa de Pondal, viven tíos de mis padres, y a Laxe vamos cada verano. De hecho, ahora los niños están ahí con los abuelos. Guardamos mucha relación y mucho amor por Galicia.

-Por Carballo pasaron no hace mucho con su canal.

-Es un poco terapéutico en general, y es verdad que somos muy caseros. Nos gusta estar mucho en casa y recibir allí a la gente como hacían nuestras tías y abuelas.

-¿Qué edad tienen el hijo menor y el mayor y cómo llevan Internet y que seáis youtubers?

-La menor, cinco años. El mayor, 15. Les da una vergüenza ajena tremenda, los entiendo. En un sitio donde están tus héroes, gente a la que ves todos los días, que estén tus padres de alguna manera infiltrados tiene que dar un bajón tremendo.

-Y además con éxito.

-El otro día iba con los cuatro niños yo solo, y unos chicos nos pararon por la calle. Nuestro canal es pequeño en comparación con la idea que se tiene de Youtube en general, es un canal modesto, pero hay gente a la que le gusta. Mis hijos se estuvieron burlando de mí todo el rato, así que ya te imaginas: son «anticanal».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Estamos emocionados de explicar a los padres que la felicidad es posible»