El futuro parque comercial de A Revolta, en Carballo, costará 32 millones

Las edificaciones no llegarán a 20.000 metros cuadrados de los 50.000 disponibles


carballo / la voz

El futuro parque comercial de A Revolta, en Carballo, costará unos 32 millones de euros, sumado el coste de la obra y de las inversiones de las empresas que se instalen en él. Es la cifra aproximada que maneja la promotora, Parque Comercial A Revolta, la evolución de la inicialmente indicada, Obras Guacal, con sede en el polígono de Bértoa y capital de empresarios de la zona.

El proyecto ya se anunció hace casi un año, aunque una iniciativa de estas características no sale adelante de un día para otro y necesita ir superando plazos y permisos muy diversos, aunque ya está en una fase avanzada. El Diario Oficial de Galicia publicaba ayer que el plan parcial (las nuevas características urbanísticas del terreno que le afecta) sale a exposición pública, después de que a principios de mes fuese aprobado en Xunta de Goberno Local, con un reajuste sobre la delimitación. Ahora hay un período de dos meses para que las personas que se consideren afectadas puedan examinar el expediente y, en su caso, alegar. El expediente está disponible en la oficina técnica todas las mañanas, de 10.00 a 13.00, y también en la web municipal.

Este proyecto supondrá una transformación de toda la recta de A Revolta. En concreto, de la parcela situada entre la nave de Desguaces Lema y la antigua de distribución de bebidas que en la actualidad gestionan empresarios chinos, frente a la antigua parrillada Olga. Curiosamente, esta construcción llegará casi al mismo tiempo que la nueva senda peatonal y ciclista que enlazará A Revolta con Montecelo, por las dos márgenes.

La parcela ocupa 49.259 metros cuadrados de superficie bruta, que obviamente serán muchos menos en edificabilidad. No solo por las cesiones para espacios públicos y áreas libres, sino porque los promotores han optado por edificar lo justo. Según el plan urbanístico redactado, podrían aprovechar como superficie máxima edificable 28.063 metros cuadrados.

Sin embargo, los inmuebles tendrán un total de 19.000 metros. «Preferimos vender experiencias. Haberá moita luz, moito espazo, moita tecnoloxía», indicaba ayer el representante de la promotora. Pero, claro, no solo se vive de luz, por lo que tendrán que ofrecer marcas potentes para atraer a los clientes. Pocos locales, pero nombres con tirón. Asegura que ya los hay, otros están aún en fase de negociación y, en todo caso, hasta más adelante no se van a hacer públicos, en un acto público de presentación cuya fecha aún está por fijar.

Como siempre que se abren áreas de este calibre, el temor se va hacia el pequeño comercio. El representante de los promotores asegura que se abrirán vías de colaboración con ellos, sobre todo de cara a la venta digital, con una serie de detalles que se darán a conocer más adelante. Además, no se trata solo de tiendas comerciales al uso, sino que una buena parte de esta nueva superficie estará dedicada al ocio, en su sentido más amplio (no solo hostelería). Si no hay retrasos burocráticos, a finales del otoño podrían empezar las obras.

El proyecto, en algunos detalles

Empleos. Unos 230 en la fase de construcción, directos, que serán unos 338 en total, según los cálculos de la explotación. Ya en fase de explotación subirán a unos 400 directos, e indirectos muchos más.

Presupuesto. La cifra de 32 millones es estimativa e incluye todos los procesos y todas las empresas que se instalarán, de ahí que sea muy superior a la indicada inicialmente, que solo hacía referencia a la obra.

Rotonda. En Cee, el acceso a la nave de Mercadona (en el polígono) tiene una rotonda en la AC-552, lo mismo que Carrefour de Coristanco en la misma vía. A Revolta no será menos: una rotonda dará entrada y salida a esta nueva superficie comercial.

Gasolinera. Será de bajo coste. Ya hay varias empresas interesadas. Estará en uno de los laterales del edificio principal.

Árboles. Cerca de 300 ejemplares, repartidos por todo el entorno. Algunos de los que ya hay se mantienen.

Aparcamientos. Unas 281 plazas, cumpliendo la ratio de una por cada 100 metros cuadrados. Una cuarta parte (71) se reservan a dominio público. Cada plaza medirá 2,2 metros de ancho por 4,5 de largo como mínimo, con una separación mínima de 20 centímetros entre cada una.

Un proyecto que viene de hace más de quince años

Este sector de suelo urbanizable ya estaba delimitado en el PXOM aprobado en mayo del 2003 (y con mucho debate político), y anulado por sentencia del Tribunal Supremo en noviembre del 2011. Fue desarrollado mediante un plan parcial, aprobado en el 2008, pero que también se anuló por una sentencia. Así que hubo que esperar al actual PXOM, en vigor desde hace poco más de tres años, para poder sacarlo adelante. Todo esta parcela está destinada a uno comercial, y la edificabilidad es de 6 metros cuadrados por cada metro cuadrado.

En la exposición de motivos se detalla el estudio comercial de la zona, y se avanzan plazos que, en primer término, sitúan el 2022 como el de apertura, aunque las previsiones actuales ya lo adelantan en muchos meses. Los operadores -señala el documento en exposición pública- serán de «gran nivel».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El futuro parque comercial de A Revolta, en Carballo, costará 32 millones