La parroquia de Carballo alcanza por primera vez los 20.000 habitantes

DEMOGRAFÍA | La capital municipal ha crecido en casi 1.300 vecinos en apenas 9 años


Carballo / la voz

La parroquia de Carballo tiene, por primera vez en su historia, más de 20.000 habitantes. En el 2018 había 19.944, y este 2019 ya está en 20.132. En el 2010 eran 18.857: son casi 1.300 más. Quedan ya muy lejos los años en que había casi una mitad en la zona rural y la otra en la capital municipal: esta ha absorbido una mayoría que no para de crecer. Y Carballo se convierte, además, en una de las parroquias más importantes de Galicia, incluso la que más. Pero todos estos datos, como todo lo que se relaciona con la población, requiere de algunos matices.

En primer lugar, el casco urbano de Carballo había alcanzado los 20.000 vecinos hace más de año y medio, pero se incluían franjas de otras parroquias limítrofes con las que hay una continuidad evidente, como ocurre con Bértoa, por ejemplo. Pero, la parroquia como tal (son 13 lugares, no solo el centro, de A Barreira a Quintáns, de A Ponte Rosende a A Revolta) nunca había pasado de esa cifra tan significativa. Ahora, sí.

En segundo lugar, para ver su dimensión en el conjunto de Galicia, donde hay casi 3.800 parroquias enormemente diversas en tamaño y población, hay que ver qué se compara exactamente. Por ejemplo, Carballo con la ciudad de A Coruña. La lógica dicta que hay que poner a cada lado el total de habitantes respectivos, y eso es muy fácil: los 20.000 y pica carballeses frente a los 213.081 de A Coruña. Pero, como es sabido, la ciudad también se reparte en parroquias, y la más poblada, según los últimos datos del Instituto Galego de Estatística, es la de San Vicenzo de Elviña, con 16.167 vecinos adscritos. Incluso Vigo: su parroquia más nutrida es la de Santa Cristiña de Lavadores, que tiene 17.468 vecinos empadronados. Lo más comparable a Carballo en toda Galicia es Santa Baia de Vilagarcía, también capital municipal, que roza los 20.000 habitantes. En una de las dos está el podio, porque los datos de Carballo son los más recientes, y los arousanos, a 1 de enero de este año. En toda Galicia solo hay 17 parroquias que superan los 10.000 habitantes,

La tercera cuestión que hay que tener en cuenta es que, por lo general, los índices de población se miden en el total municipal, y ahí Carballo, con sus 31.343 vecinos (la cifra está recurrida ante el INE, el Concello entiende que son algunos más), está alto, pero ya no tanto. Arteixo ya lo ha superado y Ames, gracias a su zona metropolitana con Santiago, está a un paso de hacerlo. Además de las siete ciudades, Narón, Oleiros o Vilagarcía también están muy por encima, y Redondela acecha tocando los 30.000.

En cuanto a los datos de Carballo, Sofán se mantiene en la segunda plaza, con 1.437 vecinos, segundo es Bértoa, con 1.374; Rus, 1.008, Berdillo, 1.004. Ninguna más supera el millar. Es curioso el caso de Aldemunde: 81 empadronados en el año 2010, y 86 en la actualidad.

El año pasado nacieron 260 niños, uno más que en el 2017

En el 2018 nacieron 260 niños en Carballo. La inmensa mayoría (194) en la capital municipal. La siguiente en número de alumbramientos fue Bértoa, con diez. Razo tuvo ocho; Sofán, siete, al igual que Sísamo; Rus y Entrecruces, seis cada una, y cinco en Berdillo. En los demás casos, Artes figura con tres inscripciones, lo mismo que Goiáns. Con dos aparecen Noicela, Vilela, Lema, Oza y Ardaña; con un solo nacimiento, Rebordelos y Aldemunde (en esta parroquia han pasado muchos años sin ninguno), y cero en Cances, algo que nunca solía ocurrir.

El poderío urbano es evidente. «Sempre é importante que o poderío humano vaia collendo esa puxanza, pero temos que seguir procurando manter o equilibrio entre a zona urbana e rural en canto a prestación de servizos», indica el alcalde, Evencio Ferrero.

El reto del municipio está ahora en los 32.000, pero no va a ser fácil. Los 30.000 se alcanzaron en el 2005. Los 31.000 llegaron en el 2008. Desde hace once años, el éxito ya es mantenerse.

Músculo

El centro urbano de Carballo adquiere músculo. Es bueno que la capital de Bergantiños aumente de peso, atraiga habitantes y cobre talla de ciudad. Significa que algo tendrá que la hace atractiva, otra ventaja, al mismo tiempo. Sin embargo, es una muestra de que la centrifugadora poblacional trabaja a todo ritmo. Lo ideal sería que la zona rural también mantuviese el ritmo vital, pero, como sucede en todo el país, las aldeas se van desertizando.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La parroquia de Carballo alcanza por primera vez los 20.000 habitantes