Feijoo echó mano de las europeas para parar a los nacionalistas

26M: LAS MUNICIPALES | «Se eres alcalde de Carballo, Aurelio, falaremos da variante», dijo el presidente de la Xunta al candidato del PP en el mítin de ayer


Carballo / La Voz

Feijoo llegó unos minutos tarde al Pazo da Cultura de Carballo, pero tenía mucho que decir y enseguida entró en faena. Su objetivo era el BNG, evitar una nueva mayoría absoluta nacionalista, y fue a por ello desde el minuto uno. Arrancó con los 40 años de Evencio Ferrero, sumando sus años de concejal y de alcalde. Habló de inercia y desgana, dos conceptos que se han repetido en varias ocasiones en la campaña.

Como las municipales y las europeas son el mismo día, atacó justo donde al BNG más puede dolerle. «Votar ao Bloque en Carballo é votar a Esquerra Republicana de Catalunya e a Batasuna-Bildu, a xente que despreza a Galicia e aos galegos, que di se nós que estamos atrasados e que se opón cando pedimos o tren de alta velocidade», señaló.

El pacto entre los tres partidos nacionalistas para las europeas fue la herramienta que utilizó Feijoo para intentar desarmar a los nacionalistas. «O voto en Carballo vai máis aló de Carballo», dijo y desgranó todas las afrentas que nacionalistas vascos y catalanes han cometido contra los gallegos. Habló de «falta de respecto a Galicia» y de «indignidade».

El voto útil al PP, sin repartirlo entre Ciudadanos y Vox fue otro de los argumentos, pero a toro pasado, porque se refería a las generales.

De local hubo poco, unas cifras aisladas como los 1,6 millones de euros para el colegio Fogar y las 525 familias que cobran la dependencia, y naturalmente, la circunvalación. «Aurelio pediume falar da variante de Carballo», dijo y se comprometió a hacerlo «se eres alcalde». También de abaratar el peaje, aunque «é o máis económico de España» y que se mantuvo para poder hacer la autovía, cuya mención mereció aplausos.

No hubo grandes sorpresas en el discurso del candidato local, Aurelio Núñez, que cerró su intervención dirigiéndose a los votantes que podrían estar más insatisfechos con la gestión del BNG. Fue a por los barrios, «para os que temos previstos plans de recuperación» y las parroquias, «para as que crearemos a concellería do rural, que atenderá as súas necesidades día a día».

Entre las prioridades citó las infraestructuras viarias, por la necesidad de «darlle un pulo ás conexións co resto dos concellos da contorna». Como «necesidade básica» citó la circunvalación, pero también afirmó que «nada máis chegar» tienen la intención de modificar el PXOM para prolongar la Vila de Negreira hasta la rotonda de la AC-552 y las calles Luis Calvo Sanz y Perú hasta el polígono de A Revolta, además de ampliar la calle Emilio González, que une la rotonda de A Milagrosa con la calle Compostela.

Y de tráfico fue también fue el compromiso para corregir la velocidad máxima a 30, aunque solo en los accesos desde Malpica, A Coruña y Santiago. En el resto prefieren que los vecinos «poidan andar tranquilamente sen medo a sufrir un accidente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Feijoo echó mano de las europeas para parar a los nacionalistas