Caen en picado las multas desde que se limitó la velocidad a 30 en Carballo

Las sanciones impuestas por la Policía Local se redujeron en un 22,4 % desde enero


Carballo / la voz

La nueva ordenanza de tráfico de Carballo que, entre otros aspectos, limita la velocidad a 30 kilómetros por hora en todo el casco urbano, entró en vigor a mediados de marzo, aunque desde noviembre ya se venía hablando de ella (pasó dos veces por el pleno). Pues bien, la entrada en vigor de esta medida parece haber causado el efecto deseado. O eso es lo que se desprende de los datos facilitados desde el Concello carballés.

Las multas por exceso de velocidad cayeron en picado en el primer trimestre. Fueron denunciados 479 conductores, lo que supone una caída del 22,4% con respecto al mismo período del pasado año (617 sanciones). Desde el Concello tienen claro los motivos de este descenso: «Dende a aprobación da ordenanza para todo o casco urbano inténtase aplicar o calmado de tráfico na cidade como así o reflicte a cifra de denuncias por velocidade dende que comezou o 2019».

Por su parte, el jefe de la Policía Local, Roberto Mosquera, calificó de «extraordinaria» la respuesta de los conductores en este arranque de ejercicio. Según él, «se ha detectado un mayor civismo entre los que circulan por el casco urbano, toda vez que los datos sitúan a Carballo muy por debajo de otras ciudades de la comunidad gallega de tamaño similar en lo que a volumen de población se refiere». Y añadió: «Está claro que la vigilancia policial, las continuas campañas informativas y, en especial, la puesta en marcha de la limitación de 30 kilómetros por hora en todo el casco urbano, han sido, y son, iniciativas que han calado entre los ciudadanos, que se han concienciado de que hay que circular a una velocidad moderada. Prueba de ello es la reducción en las cifras de sanciones por radar en el primer trimestre del año».

Prevención

El responsable de la jefatura destacó el carácter «preventivo y de concienciación» de esta nueva normativa municipal y dejó claro que el objetivo de estas actuaciones no es, en ningún caso, «sancionar a los conductores ni aumentar la recaudación vía multas», sino garantizar la seguridad viaria y que se respeten los límites de velocidad». Prueba de ello, según apuntó Roberto Mosquera, es que el vehículo-radar está «siempre visible». Y además en todos los accesos al casco urbano, como las avenidas de Bértoa, Fisterra y Razo, así como las rúas Compostela y Berdillo.

Pérdida de puntos

De las estadísticas facilitadas, cabe destacar que de los 479 conductores sancionados hasta marzo, a 42 les supuso la pérdida de puntos, es decir, el 8?% del total. Eso sí, los infractores tuvieron que abonar 100 euros de multa (con un 50?% de descuento si se pagaron dentro del plazo establecido).

Por otra parte, el Concello de Carballo continuará, como viene siendo habitual en los últimos años, participando en las diferentes campañas coordinada por la Dirección General de Tráfico (DGT) en materia de seguridad vial, con la idea de reducir la siniestralidad. De forma paralela, el ejecutivo local seguirá con el plan viario, con nuevas señalizaciones y mejoras en los cruces y en los pasos de peatones.

Mejor para todos

La seguridad es una cosa de todos. Las calles y las carreteras son de los ciudadanos y hay que usarlas con sentido y de acuerdo con las normas. Los vehículos son mecanismos destinados a hacernos la vida mejor o más fácil. No pueden ser instrumentos para segar vidas ni bólidos para echarnos unas carreras todos los días. El uso correcto de los coches nos hará la vida mejor.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Caen en picado las multas desde que se limitó la velocidad a 30 en Carballo