Carballo / la voz

A lo largo de 25 años, en una relación se producen siempre altibajos, también si es entre dos pueblos. Al menos una de las partes debe tomar la iniciativa de pasar al siguiente nivel y eso es lo que está haciendo Francis Idrac, alcalde de L’Isle Jourdain, al que no le basta con que el hermanamiento con Carballo dependa de dos comités muy activos, creados hace 25 años, cuando se oficializó la más que amistad entre ambas localidades.

Francis Idrac manifestó su intención de que los contactos se institucionalicen, sean más entre dos alcaldes, que tengan también cierta carga política y no dependan únicamente de asociaciones.

Para el galo Francis Idrac, la recuperación de los hermanamientos tras años de abandono, también por parte francesa, es «una de mis motivaciones estratégicas, se trata de una postura europeísta y tengo la intención de realizar un encuentro entre todos». L’Isle Jourdain está también hermanada con la localidad italiana de Motta de Livenza. «Mi idea es que los tres pueblos nos encontremos e intentemos organizar algo más ambicioso. Europa empezó así, con la convivencia entre los territorios», dijo ayer Francis Idrac.

Contenidos

Para el alcalde francés es necesario llenar de contenidos las relaciones y apuntó varias ideas que debe poner en común con su homólogo gallego, Evencio Ferrero. Ambos participaron por la mañana en la visita al mural que conmemora un cuarto de siglo de relaciones oficiales, aunque los viajes comenzaron en 1984. Comieron juntos y después acudieron al Pazo da Cultura para el acto oficial del aniversario.

«Creo que es un verdadero hermanamiento, Carballo es un amigo fraternal desde hace 25 años y creo que los intercambios enriquecen a todos», explicó el regidor francés.

Los vecinos que se desplazaron en autobús tienen previsto su regreso esta madrugada, pero el regidor se quedará hasta mediodía junto a José Pereira, de origen muxián, y responsable de la promoción turística del departamento de Gers, en el que está la localidad de L’Isle Jourdain.

Michel Ghirardi, el alcalde que con Manuel Varela firmó el documento de hermanamiento, tenía previsto venir a Carballo, pero no lo hizo por motivos de salud.

«La gente solo conocía Santiago porque estamos en el Camino»

El Camino de Santiago pasa por delante de la casa de Marie Delpeyroux, la profesora que inició los intercambios con Carballo en 1984 y que es desde hace 25 años la presidenta del comité de hermanamiento galo. En su instituto estaba como lector Manuel José González, carballés que hoy es profesor de francés en A Coruña.

Ella y Carmen Rives, durante muchos años presidenta del comité carballés, se conocieron a la salida de una obra de teatro en el cine Rega, en uno de esos intercambios de estudiantes.

Uno de esos jóvenes era Miro Regueira, el músico que ofreció a los visitantes galos una taller de pandereta de dos horas de duración. Al final los vínculos son estrechos, como el que estableció Jean Marc Delpeyroux cuando con 15 años visitó Carballo con sus compañeros de clase. Ahora es probable que se haga cargo del comité sustituyendo a su madre. Sus viajes a Carballo se han mantenido con el tiempo.

Carmen Rives fue durante mucho tiempo la presidenta del comité carballés. Echa de menos las facilidades que tienen sus compañeros galos, que cuentan con un local propio cedido por el Ayuntamiento francés, lo que les permite tener expuestos los regalos y organizar actividades con más facilidad.

También echa de menos una mayor vinculación del Concello y recuerda que el hermanamiento fue entre dos cámaras municipales y no entre asociaciones, aunque han sido estas las que han mantenido el vínculo.

Marie Delpeyroux destaca la importancia que ha tenido el alojamiento en casas particulares. «La gente descubre que abrir la puerta da más ánimo. La convivencia es interesante en todos los sentidos», explica la profesora francesa.

En todo caso, en estos años ha habido mucha relación, incluso fuera de los viajes organizados, y también sentimientos.

Algunas de las ideas

Concejalías. La intensificación de las relaciones institucionales pasaría por establecer contactos a nivel de concejalías, según explicó el alcalde francés. Sería un modo de abordar las posibilidades del hermanamiento tema por tema.

Empresas. L’Isle Jourdain está muy próxima a Toulouse (pero no es una ciudad dormitorio, especifica el alcalde), por lo que alguna de las grandes empresas que acoge está relacionada con la aeronáutica, también las hay importantes de piscinas, bicicletas y certificación de productos ecológicos, por ejemplo. Una de las ideas del alcalde es la de reunir a empresarios de ambos países para llevar a cabo proyectos en común o, simplemente, compartir ideas.

Cultura. El alcalde Francis Idrac cree que en la nueva dimensión que hay que dar al hermanamiento se encuentra el tema de la cultura, con «intercambio de artistas». Marie Delpeyroux explicó que el comité que preside organizó una exposición sobre el Rexenera Fest y el proyecto Derrubando Muros con Pintura y que hubo una gran asistencia e interés. En la localidad gala hay 120 asociaciones.

Turismo. Llenar de contenido los destinos turísticos de L’Isle Jourdain y su entorno y de Carballo y la Costa da Morte es una de las laboras que deberían afrontarse. Después de 25 años de relación se han establecido vínculos que hacen que vecinos de la localidad gala pasen al menos parte de sus vacaciones en la comarca, visitando amigos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

L'Isle-Jourdain y Carballo intentarán recuperar la relación institucional