Los empresarios del polígono de Carballo reclaman una ITV

El uso de coches y camiones es muy elevado, y va a más cada año

t. longueira
carballo / la voz

Los empresarios del polígono de Bértoa, en Carballo, agrupados en la comunidad de propietarios, creen que ha llegado el momento de reclamar la instalación de una inspección técnica de vehículos (ITV) en el parque empresarial, al igual que ya la tienen en Sabón y en O Allo. En ambos casos, con unos volúmenes de trabajo muy elevados, lo que incrementa el tiempo de espera, además de que obliga a los desplazamientos. Buena parte de los usuarios de Carballo eligen O Allo desde que se abrió la autovía.

El secretario de la entidad, Juan Fernández Cancela, considera que la necesidad es evidente, ya que el tráfico no deja de incrementarse tanto en la primera fase como en la segunda, tanto de vehículos ligeros como pesados, además de las furgonetas comerciales, que también crecen por la paquetería. Para el sector ganadero también sería un avance importante.

En la segunda fase destacan especialmente los pesados, por tener ya varios negocios industriales. En la actualidad, las empresas instaladas manejan ya más de 300 camiones, entre las grandes y pequeñas. Fernández explica que una estación sería un gran servicio para el polígono, pero «obviamente non se limitaría a el, senón que sería para todo Carballo e comarca», indica. Y con la futura tercera fase de la autovía, demandada hace mucho, la necesidad será mayor. Pero ya en las circunstancias actuales lo es, indican. «Non hai máis que ver cando veñen as que están varios días, o volume de traballo que teñen», añade. El secretario de la entidad empresarial considera que habría que estudiar ya en qué suelo podría ubicarse, y destaca que, si se consigue, «non prexudica a ninguén».

Un empresario

Uno de los empresarios que demanda esse servicio es José María Vila, responsable, junto a su hermano Roberto, de Transportes Razo. Tienen casi 40 camiones. Cree que sería «un avance moi importate, moi grande, axudaría a desconxestionar Arteixo e beneficiaría aos condutores e empresarios de aquí». Cita, como Fernández Cancela, que cada vez que acude la ITV móvil «está chea, sempre». Considera que la demanda existe, y que pese a ser ya elevada, lo va a ser aún más a corto y medio plazo con los negocios que están en marcha en el polígono.

La Ford cambia de manos en Carballo, un movimiento más en un mercado frenético

El concesionario Ford en Carballo tiene nuevos gerentes: se trata de los hermanos José y Manuel Tuset Freire, que desde hace 22 años tenían su taller en la calle Barcelona, bajo el nombre de Tecno Bergantiños. Esta denominación se mantiene en su ubicación actual (calle Lousa, muy cerca del campo de fútbol de As Eiroas) junto a la marca Ford.

Este cambio es uno más en un proceso transformador del sector en la localidad en muy poco tiempo: el cierre por actividad de la Opel, marca que funcionaba como tal desde 1984; la compra de Sánchez por Yáñez (se mantiene Volkswagen, pero no sigue la Seat), la inminente apertura de otra Opel en el polígono, la construcción del concesionario de Ssangyong en la segunda fase del polígono, la consolidación de otras marcas ya asentadas en el parque... Y a todo ello hay que unir el refuerzo de Dimolk, que se hizo con Tumosa y Antamotor, y el avance de los comercios multimarca. Este pujante sector no para de crecer, sobre todo a lo largo de la travesía de Bértoa.

Sin opciones para ampliar la estación de O Allo, en Zas

«Hay días en que no sabemos dónde aparcar tanto coche. Como se junten dos autobuses en la explanada nos quedamos sin sitio para los coches que tienen que esperar para pasar la ITV», apunta un empleado de la ITV de O Allo, Zas, que prefiere el anonimato. Y añade: «El problema es que aunque la concesionaria pretenda ampliar, no puede, porque no tiene margen, la parcela es lo que es y no da más. Si quieren ampliar no sabemos cómo lo piensan hacer».

La estación de O Allo alcanzó en el 2018 el récord absoluto de vehículos analizados: más de 50.000, de los que 45.609 lo fueron de primera inspección, lo que supuso un alza del 6?% con respecto al 2017. En el primer trimestre de este año se sobrepasaron, con creces, las 11.000 revisiones, lo que apunta a un nuevo récord desde que se puso en marcha la instalación, el 4 de julio del 2012.

La ITV zasense absorbe gran parte de trabajo que antes se llevaba a cabo en Santiago o Sabón, las más próximas a la Costa da Morte. En todo caso, en la concesionaria, Supervisión y Control ITV Applus, no barajan una posible ampliación de la planta de O Allo al entender que, poco a poco, se está alcanzando el tope máximo del parque móvil del área de influencia. En la concesionaria creen que con el actual recinto y las ITV móviles se atiende con eficacia y eficiencia a todos los demandantes de este servicio de la zona.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los empresarios del polígono de Carballo reclaman una ITV