El límite a 30 acelera las quejas

La ordenanza de tráfico de Carballo ha desatado un sinfín de comentarios


carballo / la voz

Pocas veces se ha hablado tanto de una ordenanza en Carballo como la de tráfico, que entró en vigor el mes pasado, aunque se aprobó ya en noviembre. Un texto denso, que regula multitud de aspectos, y del que sobresale sobre todo la cuestión de la velocidad. Pero ha sido colocar las seis señales de límite de 30 en los seis principales accesos a la localidad para que se provocase una explosión de críticas y comentarios de lo más diversos: se cuentan por centenares desde hace días.

¿Limita la velocidad máxima a 30 en todo el casco urbano?

Sí, en todo, salvo excepciones ya conocidas y con señales específicas, en las que ese límite es a 20: Valle Inclán, Martín Herrera, Desiderio Varela, Luis Calvo junto al colegio... Ahí los peatones tienen preferencia. También hay límites de 20 en dos tramos de Razo.

¿El límite de 30 es novedoso en Carballo?

No. Ya estaban colocadas numerosas señales con este límite en muchas calles: la Vázquez de Parga (zona ascendente), todos los puntos donde hay cojines berlineses (avenida Ponte da Pedra, avenida de Negreira...), calles renovadas como la rúa do Sol... Ahí, y en otros puntos, ya no se podía exceder de 30. Ahora, está prohibido en todas las vías del centro carballés.

¿Cómo se sabe dónde empieza?

Están colocados seis carteles en otras tantas vías en entrada: avenidas de Fisterra, Compostela, Berdillo, Bértoa, Razo y Malpica.

¿Ha habido errores?

Sí, como colocar una señal en medio de la acera en la avenida de Berdillo, en As Labradas. Ya ha sido corregida. En esta misma zona, sentido salida hacia Sofán, se instalará (si no se ha hecho ya) una de velocidad máxima a 40 tras terminar el casco urbano, para ya enlazar con la vía interurbana. En general, en las salidas de Carballo nunca se han colocado señales de fin de 50 (o la velocidad anterior que fuese), el entender que al terminar el casco urbano ya entraba la vía interurbana.

¿Y si hay más errores o se genera confusión?

Es probable que aún quede alguna señal en el casco urbano carballés que ponga los límites a velocidades diferentes, sobre todo 40 y 50. En principio, ya han sido retiradas todas, pero si queda alguna pendiente se hará en los próximos días. La edila responsable de Mobilidade, Milagros Lantes, indicó que van a esperar unos días a ver cómo evoluciona todo. Si se detectan más errores, se corregirán todos juntos, para no tener que ir una a una en diferentes momentos. Lo que no se va a hacer es modificar la ordenanza. Y eso que las críticas son numerosas, sobre todo a través de las redes sociales, por entender que es un límite demasiado bajo y que primará el efecto recaudatorio en caso de multa.

¿Qué alega el Concello?

Ya fue muy debatido en los dos plenos en los que se habló del tema, pero los motivos fundamentales para este cambio, que ya han introducido otras ciudades y que promueve la DGT, se basa en la «mellora da seguridade viaria e a promoción dunha mobilidade máis sostible», según se puede leer en la web municipal, en la que además se puede descargar la ordenanza completa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El límite a 30 acelera las quejas