Los productos del mar son los que más claman por sellos distintivos propios de la zona


En julio del 2009 el producto cormelán llegaba a la lonja coruñesa en cajas con el lema Percebe do Roncudo y la acogida fue tan positiva que los comercializadores querían quedarse las cajas. Eso da una idea del potencial que los productos del mar de la zona podrían alcanzar con verdaderas marcas de calidad propia, pero sí es cierto que hay algún trabajo genérico hecho a otros niveles, por ejemplo a través de PescadeRías.

Ante esas carencias, el percebe del Roncudo o el berberecho de Baldaio acaba diluido en las cadenas de comercialización hasta el punto de perder, en muchos casos su identidad y ese valor diferenciador.

Aunque de vez en cuando se dejan ver buenas intenciones, poco o nada con éxito se hace al respecto. Cerdeimar y el GAC presentaron a bombo y platillo en el 2013 Mariscos de Camariñas, pero fue algo que se quedó en subvencionar instalaciones y que como marca no ha tenido un mínimo de desarrollo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los productos del mar son los que más claman por sellos distintivos propios de la zona