La escasa demanda limita las viviendas protegidas en la comarca

Medio centenar de vecinos de la zona están anotados en los registros autonómicos


carballo / la voz

En Bergantiños, Soneira y Fisterra, además de Cerceda, están anotadas 49 personas como demandantes de vivienda protegida. Es una cifra escasa (solo en la comarca de Barbanza es del doble), pero, sin embargo, ha aumentado con respecto al año anterior, cuando estaban contabilizadas 33 personas. El dato solo hace referencia a los municipios de más de 5.000 habitantes, donde se realiza este censo porque es obligatorio reservar un determinado porcentaje de suelo para este tipo de viviendas (los planeamientos ya lo deben tener en cuenta). Y esa es la clave de fondo: la demanda es escasa, pero la oferta nueva es nula, por lo que de momento todo va a seguir igual.

No ocurría lo mismo en los años del bum, antes de la crisis, cuando algunas promociones indicaban que tenían proyecto para vivienda protegida. Desde entonces, todo ha cambiado mucho, pero también el porcentaje de suelo que hay que reservar obligatoriamente para este tipo de pisos. La cantidad exacta se publica siempre a principios de año en el Diario Oficial de Galicia a principios de marzo.

Igual porcentaje

Por primera vez es homogénea en todos los municipios de la zona: un 5,74 % del suelo. Esa cifra coincide en muchos casos con otros concellos de Galicia, pero no con todos. Allí donde todavía hay un tirón comercial del mercado inmobiliario, como la ciudad de A Coruña, el porcentaje es de casi el 10 %, y en la capital lucense, del 9,04. No solo en los municipios grandes, porque en Brión está en el 9,16 %. En Culleredo es del 6,09.

Si regresa la actividad constructiva normal (en Carballo se reactiva tímidamente) habrá que tener en cuenta estos límites a la hora de las licencias. Pero incluso aunque sobre el papel se determine que ha de haber un determinado número de viviendas sociales, si falla la iniciativa privada es muy complicado que salgan adelante. Mucho más en Carballo, donde el índice de viviendas vacías es muy elevado, y los intentos del Concello de favorecer su alquiler a las familias necesitadas, con ayuda y mecanismos de garantía (incluidos otros posteriores de la Xunta, el de aprovechamiento de inmuebles vacíos), apenas tuvieron éxito.

Hay diversidad de anotados en la comarca.

Camariñas. Hay cero demandantes anotados para un padrón de 5.322 habitantes oficiales. El porcentaje de reserva aplicable es del 5,74 %, como a todos los demás de la zona.

Carballo. Es el que más: 27 anotados.

Cee. Tres inscritos en el registro de la Xunta.

Cerceda. También son tres los anotados.

Coristanco. Como en los casos anteriores, tres personas o familias inscritas.

A Laracha. Tras Carballo, es el que más tiene, con diez anotados para sus 11.302 vecinos empadronados.

Malpica. Como Camariñas, no hay ningún vecino que haya solicitado acceder a una vivienda protegida.

Ponteceso. En este concello figuran seis solicitudes, para un censo de 5.565 vecinos.

Vimianzo. Ningún vecino anotado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La escasa demanda limita las viviendas protegidas en la comarca