En política no todo vale


Leyendo las declaraciones publicadas en La Voz de Galicia el domingo 20 de enero y hechas por el presidente provincial Diego Calvo Pouso, lamento manifestar que aquello que se dice sobre Evencio Ferrero, alcalde de Carballo, no se ajusta a la realidad. Estoy viendo, ante la manera de actuar de algunos políticos, la razón que tenía Voltaire cuando decía: «La política es el arte de engañar deliberadamente a los ciudadanos».

Es feo para un dirigente de un partido político llegar a Carballo diciendo que se enteró por tierra, mar y aire de que el alcalde carballés no se presentaba a la reelección pero que, como el BNG le insistió en que no abandonase, él optó por continuar. Luego nos da un toque de atención a los ciudadanos para que sepamos a la hora de votar que Evencio no va a estar cuatro años en la alcaldía (ya da por seguro que va a repetir) y que solo estará el frente del municipio unos cuatro meses. Todo ello me consta que no es verdad. Aquí el adivino está mal informado.

No es verdad lo manifestado, porque que una persona como Evencio, que ha nacido en Carballo, a diferencia del candidato del PP, que nació y vive en A Coruña, y que quiere y le quieren sus vecinos, que es el alcalde que más ha hecho y sigue haciendo por el auge del pueblo que le vio nacer, fuera a abandonar la nave en el cénit de la singladura, sin llevar a cabo los proyectos que nos consta que todavía tiene en mente. No. Podemos afirmar con rotundidad que todo esto se trata de propaganda electoral.

Va siendo hora de que aquellos en quien depositamos nuestra confianza dejen de engañarnos. Hoy la gente ya no comulga con ruedas de molino y aunque haya algunos que hacen caso al canto de sirenas, la mayoría sabe a la hora de votar quién va a ser el que mejor le va a defender su bienestar y sus intereses. Gabriel Pérez Suárez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

En política no todo vale