Carballo ejecuta o planifica obras por más de 20 millones en dos años

Probablemente estará entre los tres de Galicia más inversores del último ejercicio


carballo / la voz

El Concello de Carballo ejecuta, terminó o planifica obras por más de 20 millones de euros (casi 21) en dos años, según los datos de todos los proyectos terminados o en marcha facilitados por el gobierno local. Esta cifra lo colocará con toda seguridad entre los tres más inversores de toda Galicia (puede que incluso en el primero), según los balances que cada año da a conocer la asociación provincial de empresarios de la construcción (Apecco), que aún no se han publicado. El ejercicio anterior fue el cuarto de Galicia.

Con todo, no es fácil atar una cantidad a un año en concreto, porque en muchos casos las actuaciones cabalgan entre dos en todo el proceso, retrasos aparte. Al margen de cifras, por abultadas que sean, la localidad lleva ya muchos meses con obras permanentes en varias calles del casco urbano y en diversas parroquias.

Por otro lado, lo llamativo del caso carballés es que la inmensa mayoría de fondos invertidos son propios o procedentes de la Diputación. La Xunta apenas aporta dinero, salvo la senda peatonal de Bértoa, compartida con Carballo. Y, en breve, la que enlazará desde A Revolta con el límite de Coristanco, en la AC-552.

La relación de actuaciones es muy extensa, dividida en obras ejecutadas, en ejecución, adjudicadas y pendientes de empezar, licitaciones en marcha, ya licitados y pendientes de adjudicar, y finalmente las líneas principales del presupuesto municipal, que aún habrá que desarrollar. Las obras hidráulicas merecen un capítulo especial por su coste y su cantidad. Y las mejoras viarias, también: no es lo mismo un cambio absoluto de estética y usos como ha ocurrido en la Ponte, la Sol o la Montevideo (similar a los que llegarán en la Barcelona o la Concepción Arenal), que mejoras en los servicios como la Laracha. Pero en cuanto a la red viaria sobresalen los asfaltos en todas las parroquias y, en el casco urbano, el cambio del entorno de los colegios Xesús San Luís Romero o A Cristina. También hay que añadir la eliminación de barreras a los centros escolares, o el inmediato inicio de la cubierta del Parque do Anllóns. Los centros sociales, acabados y pendientes, también se llevan una buena porción del pastel presupuestario municipal, lo mismo que las instalaciones deportivas. Especialmente las futbolísticas: el campo de fútbol de Sofán, ya terminado, y el de O Carral, que acometerá su segunda gran transformación.

El listado anterior no es exhaustivo (la relación de obras es llamativamente larga), con numerosas actuaciones menores que, sumadas, dan cifras millonarias. Todo ello, sin echar mano casi del remanente, que se va hacia los 10 millones guardados en el banco, y sin intereses.

En detalle

Obras hidráulicas. Es lo que más dinero consume, con diferencia. Solo el abastecimiento a Oza y Razo se lleva 1,7 millones de euros. Las mejoras en la EDAR de A Cepeira, 454.000 más, y otras complementarias y en otros puntos, 208.000 uros. El saneamiento en Vilar de Cidre cuesta 160.000 euros; en cuatro lugares de Entrecruces, 215.000; abastecimientos y saneamientos en Sísamo, 240.000, y otros previstos en el presupuesto en varias parroquias llegan a 1,4 millones. Si se añade el agua a Lema, en el POS+, 431.000 euros más. En total, casi 5 millones de euros, la cuarta parte del total.

Asfaltados. La suma de los que se han llevado a cabo por todas las parroquias da dos millones de euros.

Centros sociales. Entre los que se han hecho o mejorado en Entrecruces, Outón, Rus o Artes se llevan más de 800.000 euros. El nuevo de Bértoa costará 390.000 euros. La reforma del de Lema, 182.000.

Nuevas calles. La reforma de la Martín Herrera costó casi 300.000, lo mismo que la Sol. La Ponte no llegó a los 200.000, y la Montevideo se quedó en 123.000. Muchos más costoso es todo el entorno del colegio San Luís Romero, de más de medio millón de euros. El de A Cristina aún está en marcha: 343.000 euros, lo mismo que la calle Río, por 156.000. El entorno de Cándido González Tiradas cuesta 378.000 euros. La mejora de la calle Laracha, 92.000. La rúa das Flores, que pagó la Diputación, 418.000. Y la senda de Bértoa (Xunta en buena parte) 1,1 millones.

En la imagen superior, la Skate Plaza, a punto. Es una de las obras más curiosas de Carballo. Será la primera pista de skate del municipio y de la zona. Esta instalación no está dedicada solo a los deportistas de tablas y patines, sino que es una zona de ocio que hace más o menos de prolongación de la biblioteca Rego da Balsa. Ayer le estaban dando sus últimos toques, antes de la apertura, y solo faltan elementos menores, como la barandilla. De la ejecución se encargó López Cao, por 145.000 euros. Iba a estar terminada antes de fin de año, pero ha habido que esperar al inicio del 2018.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Carballo ejecuta o planifica obras por más de 20 millones en dos años