El fiscal pide 22 años y 6 meses de prisión para el investigado por el crimen de las 57 puñaladas de Carballo

Reclama además 210.000 euros de indemnización para la pareja sentimental y el hijo de corta edad de la víctima, reidente en Malpica

Avenida dos Abetos de Carballo, donde tuvo lugar el crimen
Avenida dos Abetos de Carballo, donde tuvo lugar el crimen

Carballo / La Voz

El Ministerio Fiscal solicita 22 años y 6 meses de prisión para el investigado por el crimen de las 57 puñaladas de Carballo. La acusación considera probado que Juan Bautista Rama Vázquez, vecino de Oza (Carballo), mató al malpicán Óscar Manuel Mato Villar, en el transcurso de una discusión relacionada con las drogas. Pide para el encausado, que se encuentra en prisión preventiva, 20 años «por un delito de asesinato con ensañamiento» y otros 2 años y medio «por tenencia ilícita de armas». De forma paralela reclama una indemnización de 120.000 euros para la compañera sentimental de la víctima y otros 90.000 euros para el hijo menor.

En las conclusiones finales, trasladadas a la Audiencia Provincial, el fiscal tiene claro que Juan Bautista Rama Vázquez, de 46 años, vecino de Oza (Carballo) y residente durante años en la provincia de Alicante, conocía al malpicán Óscar Manuel Mato Villar, de 43. Ambos eran, según la acusación, «toxicómanos», de tal forma que el 5 de diciembre del 2017 fueron juntos a Ferrol «a comprar droga». Óscar Manuel se encargó de llevar en su coche, un Citroën C2, al encausado «a cambio de que este le diese parte de las sustancias adquiridas».

Sin embargo, algo fallaría en este acuerdo porque, según la acusación, Óscar Manuel envió el 8 de diciembre «numerosos wasaps» al encausado con la intención de volver a quedar para que le diese una mayor cantidad de droga de la comprada tres días antes». El acusado, «nada conforme con lo que pretendía, sintió la necesidad de darle un escarmiento».

Cita en un bar

Ambos quedaron el 9 de diciembre en un bar de Carballo. Sobre las seis y media de la tarde llegó a la cita Óscar Manuel, conduciendo su vehículo. Tras una breve estancia en el local, ambos salieron juntos y se montaron en el Citroën C-2, que conducía Óscar Manuel, quien insistió a su amigo para que le diese más droga de lo inicialmente pactado.

Juan Bautista Rama Vázquez, le indicó al conductor que fuera hacia un lugar poco transitado «cansado de la insistencia y de las continuas demandas» de su acompañante. Ocultaba un cuchillo de cocina de 19 centímetros de hoja y una pistola semiautomática detonadora de calibre 8 mm.

A la altura de la avenida dos Abetos pararon el vehículo en un lateral de la carretera y comenzaron a discutir. El tono fue a más y acabaron forcejeando. Bajaron del vehículo y en ese instante, según la acusación, el acusado «comenzó a acuchillar a la víctima de forma reiterada. Óscar Manuel intentó escapar sin conseguirlo y sin poder evitar las continuas acometidas. Según el informe forense, fueron 57 puñadas: 19 en el tórax, 2 en el hombro izquierdo, 5 en el brazo izquierdo, 4 en la mano izquierda, 3 en la derecha, 3 en la cabeza, 8 en el rostro y cuello y 13 en otras partes del cuerpo. Óscar Manuel Mato Villar sufrió una puñalada mortal al seccionarle el cuchillo las carótidas.

Una vez perpetrado el crimen, se dio a la fuga en el Citroën C-2, pero duró poco porque sufrió una salida de vía en la rúa Alfonso X El Sabio, a 850 metros de donde yacía muerta la víctima. Intentó huir, pero fue arrestado por la Policía Local. El arma blanca fue localizada en unos matorrales. Tras prestar declaración, el investigado fue enviado a prisión.

Defensa

La abogada del acusado, Miren K. Amesti Montes, no quiso hacer declaraciones, pero todo apunta a que alegará en el juicio, que arrancará este viernes (con jurado popular), que su defendido se encontraba bajo la influencia de las drogas en el momento de producirse los hechos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fiscal pide 22 años y 6 meses de prisión para el investigado por el crimen de las 57 puñaladas de Carballo