carballo / la voz

La presentación de ayer de Evencio Ferrero como candidato del BNG en Carballo tuvo magia. Dicho así puede parecer una loa a un acto que se celebró en el Fórum (el hall central, lleno, con representación comarcal nacionalista amplia), pero es algo literal: actuó un mago. El mago Álex, el carballés Alejandro Torres Louzao, que se encargó de animar e implicar al principio y en medio, con varios trucos y mucho humor. Desde luego, algo poco habitual en un acto político.

Ferrero estuvo acompañado por Ana Pontón, la portavoz nacional. El alcalde aspira a repetir puesto justo cuando cumpla 40 años de edil y 16 de regidor. Tal vez por esa experiencia tiró de memoria, del pasado y del presente del municipio, recordando algunas obras realizadas desde aquellas primeras porterías que un chaval del Parga Pondal le pidió a los pocos días de llegar al puesto. Citó en varias ocasiones el orgullo de trabajar y vivir en el municipio, y apeló a él para seguir: «É preciso seguir alimentando o orgullo de pertencer a este pobo que tanto queremos, que tanto nos deu, e ao que tanto nos queda por darlle», señaló. También Pontón apeló a ello: «Evencio está orgulloso de ser de Carballo, e fixo que a xente de aquí se sinta orgullosa do seu pobo».

Esa satisfacción viene dada, entre otros motivos, por la transformación que se ha ido produciendo, y con un compromiso de que no pare. Citó calles peatonales, mejoras en el entorno de los colegios, ampliando la red de abastecimientos, con doble captación y una amplia red... «E falando coa xente, mellorando Carballo sabendo que son as 18 parroquias». Los buenos resultado de las encuestas de servicios, la movilidad o los premios logrados también formaron parte de ese orgullo reiterado, igual que «ver como equipos e deportistas de aquí conseguen títulos e son líderes e son das súas dificultosas competicións». Y añadió: «E estamos orgullos, e vemos como empresas de aquí tamén reciben recoñecementos e a nós esa música de que os tempos están cambiando tamén nos gusta».

El domingo estuvo el PP en el Pazo, y tanto Ferrero como el BNG recibieron muchas críticas. «Chegaron a afirmar que estaba de paso na política. ¿Precisamente eu? ¿De paso? Pois nada máis que engadir», ironizó. Presumió además de equipo, y anunció que se seguirá reforzando.

Temas pendientes

Y volvió al PP, sobre todo a Feijoo, para recordarle que en febrero ya le presentó los cinco grandes ejes de las necesidades del municipio por parte de la Xunta: la ampliación del polígono, la circunvalación, el abastecimiento a la costa, la travesía de Bértoa o el plan para evitar las inundaciones. Feijoo había citado el dinero invertido en abastecimiento y saneamiento por la Xunta, y Ferrero matizó que lo hizo el Bipartito, pues desde entonces todo lo que se ha gastado es municipal o de fondos europeos, «e seguen sen investir un céntimo». Añadió: «Son tan poucas as cousas que a Xunta leva feito en Carballo dende que Feijoo é presidente que teñen que botar man do que fixeron outros», y citó el caso de la escuela infantil, en la que la Xunta no respetó el convenio y salió adelante gracias al Concello y la Diputación.

«Carballo somos todos, non só nós, nin só o casco urbano, os que nos votan e votades, e os que aínda non o fixeron, por iso defendemos un equilibrio territorial dos investimentos entre o núcleo urbano e o medio rural», y acusó a la Xunta de «arbitrariedade» en la distribución de recursos públicos.

Pontón: «O PP só pon paus nas rodas para evitar que Carballo avance»

 

 

Ana Pontón empezó hablando de una leyenda en la laguna de Baldaio para comentar «outras lendas» que circulan por Galicia sobre la transformación, «un antes e un despois» que ha experimentado Carballo gracias a Ferrero y el BNG: «Aberto aos veciños, deixando atrás o caciquismo e o favoritismo. Xestionando cada euro, porque non se poden malgastar os impostos. Facendo unha vila para as persoas, enchendo de arte os muros onde antes había tristeza, apoiar ao pequeno e mediano comercio, sendo un motor económico... Pero non é unha lenda, é a realidade que se vive a diario».

«

Exemplo de bo facer

»

Ana Pontón aseguró que Carballo es «un exemplo de bo facer», y que las elecciones serán fundamentales para continuar en esa línea. «E iso preocúpalle a algúns moito».

En referencia a la presencia de Feijoo, dijo que podría haber explicado por qué no se construye la circunvalación, por ejemplo. «Votar ao BNG é facer que Carballo avance, e ter deputados en Madrid ou Bruxelas para defender os intereses galegos». Por contra, según Pontón, votar al PP es «que siga recortando en sanidade, roubar o que é de todos, e aí está o berce da corrupción; é conxelar as pensións, e ter unha Xunta que leva dez anos esquecendo que existe Carballo».

La portavoz nacional considera que «o PP só pon paus nas rodas para evitar que Carballo avance». O que se le discrimine, como ocurre con el peaje de la autopista, contra el que ahora el PP está en contra, «pero antes non».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Ferrero: «Hai que seguir alimentando o orgullo de pertencer a este pobo»