Predicar con el ejemplo


No se puede estar permanente enganchados a la depresión. Ni dejarse tumbar por los vientos de la despoblación. Y menos cometer el error de no darse la mano para salir a flote como comarca. La Costa da Morte es una factoría de ideas. Al margen de las grandes firmas, como la quinta conservera del mundo, caso de Calvo, hay ingenio para enfocar los frentes abiertos en varios ámbitos. La Gin Sea, la cerveza Estrela de Mar, el vodka Taxus, el antiinflamatorio Toxogel, el licor café Gures, los muebles metálicos de Küpu, las recetas de algas de Portomuíños, los columpios de Galopín, los bolsos de redes de Corme o el auto de kartcrós de Carballo son algunas de las apuestas que han saltado fronteras. Un ejemplo para confiar en el talento propio y una disculpa para alimentar con mucho ánimo apuestas futuras. Pero falta algo. Sobre todo, creer en las propias posibilidades. ¿Es probable no hallar en algún restaurante de Vimianzo Estrela de Mar, esa cerveza hecha con agua del Coído de Sabadelle, uno de esos lugares que engordan el enigma de la Costa da Morte? Sí lo es. ¿Es difícil encontrar en muchos establecimientos de la comarca las recetas de algas de Portomuíños? Sí lo es. Y así en general. Alcaldes, presidentes de entidades de comerciantes y emprendedores en general se desgañitan y piden campaña tras campaña que la gente consuma en su propio pueblo para poner freno al cierre de locales. Así que la mejor receta es predicar con el ejemplo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Predicar con el ejemplo