Prisión para el carballés que protagonizó la peligrosa persecución de 60 kilómetros

Fue decretado por la titular del Juzgado de Primera Instancia de Ordes


Carballo / La Voz

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ordes decretó ayer el ingreso en prisión para el carballés de 36 años Francisco Añón Traba, Kiko, detenido en la madrugada del miércoles tras protagonizar una peligrosa persecución de unos 60 kilómetros entre Taragoña (Rianxo) y Ordes.

Cabe recordar que el amplio operativo montado por Policía Nacional, Tráfico de la Guardia Civil y Guardia Civil acabó de forma brusca en el peaje de la AP-9, al embestir el coche robado en Carballo contra un vehículo policial, provocando dos heridos de diversa consideración.

Francisco Añón Traba pasó a disposición judicial en la mañana de ayer, según confirmó la Guardia Civil, y, tras testificar, la instructora decretó su ingreso en la cárcel. Fue clave en este caso, la aportación y argumentación del Ministerio Fiscal, que, desde el primer momento, solicitó prisión provisional para el arrestado debido a su amplio historial delictivo, con una penúltima detención el pasado 19 de octubre tras embestir el coche que conducía, un Golf rojo, contra un vehículo de la Policía Judicial de Carballo. Un agente tuvo que refugiarse dentro del coche para evitar ser aplastado.

Por estos hechos, el fiscal pidió el ingreso provisional en la cárcel para el acusado, algo a lo que accedió la jueza.

Investigación

Según transcurren las horas, más se sabe de lo que sucedió entre las últimas horas de la tarde del martes y la madrugada del miércoles. Los investigadores tienen claro que Francisco Añón sustrajo un Volvo V60 de color negro, que estaba estacionado en las inmediaciones del centro de salud de Carballo, y asaltó un estanco en Taragoña. El turismo sustraído fue localizado por la Guardia Civil en Taragoña, iniciándose así una persecución, que acabó en el peaje de la AP-9 en Ordes.

Cae en Ordes uno de los delincuentes más activos y peligrosos de Carballo

Toni Longueira
;
Embiste a un coche de la Guardia Civil en Ordes tras robar en un bar en Carballo y en un estanco de Taragoña Resultaron heridos dos agentes y el autor de los hechos, que ocurrieron en la madrugada del martes al miércoles

Fran Añón Traba fue arrestado ayer apenas 53 días después de su último apresamiento

A Francisco Añón Traba, Kiko, le seguían la pista las fuerzas de seguridad desde hace varias semanas. Sobre todo después de que este delincuente carballés de 36 años quedara en libertad con cargos el 20 de octubre tras ser arrestado en Carballo, investigado por la Guardia Civil y la Policía Nacional en relación a una oleada de robos perpetrada en bares en A Coruña, su área metropolitana y de la Costa da Morte entre julio y septiembre, atribuida a la banda del Golf Rojo.

Pese a que de aquella logró librarse de ir a Teixeiro, a Kiko Añón, uno de los delincuentes más activos de los que quedan en libertad en la capital del Bergantiños, la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local carballesa le seguían la pista. Tenían más o menos claro que volvería a actuar en breve. Y las alarmas saltaron este martes por la tarde. Una doctora estacionó su vehículo, de la marca Volvo V60, en las inmediaciones del centro de salud de Carballo. Según varios testigos, Francisco Añón no tardó en fijar su mirada en el turismo y, supuestamente, lo robó.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Prisión para el carballés que protagonizó la peligrosa persecución de 60 kilómetros