El circuito de Bértoa, pionero en la formación de mujeres en carcrós

Acogió durante el fin de semana este primer campus histórico de la Federación Española de Automovilismo


«Impresionante». Así fue como describieron este fin de semana las diez chicas que tuvieron la oportunidad de, por vez primera, subirse a un carcrós y aprender a manejarlo. Y no es de extrañar. Fueron las diez seleccionadas, de las 31 de toda España, que presentaron la solicitud para participar en el primer Campus Féminas Carcrós, promovido por la Federación Española de Automovilismo, en colaboración con el Consejo Superior de Deportes, estando totalmente subvencionado por la Subdirección de Mujer y Deporte.

¿El motivo? «Facilitar el acceso de féminas a esta modalidad deportiva», comentó el coordinador de la comisión off road de la Federación, David Domingo. Pero, lo que todavía es más curioso: ¿por qué en Carballo? Pues porque, según explicó, se hizo un proceso de selección teniendo en cuenta la ubicación, las comunicaciones y las condiciones del circuito, así como la involucración por parte de las empresas colaboradoras. Y en todo eso, el circuito municipal de Bértoa así como la gente de la Costa se llevaron el sobresaliente.

Desde la última hora del viernes, que fue cuando se hizo la presentación en la casa consistorial, hasta el mediodía de ayer, que fue cuando se puso fin a esta experiencia única, la organización y coordinación del campus corrió a cargo de la Escudería Coruña. Por su parte, la Escuela PTC de A Coruña, de perfeccionamiento y técnicas de conducción, puso los monitores, y la empresa Yacar Racing de fabricación y distribución de vehículos, dirigida por el cercedense Perfecto Calviño, los coches. Personal del servicio sanitario, así como del mantenimiento del circuito completaron la organización de este campus, que llegó al medio centenar de personas para que diez aprendieran; cifra que deja entrever el nivel de profesionalidad que hubo.

Chicas de entre 13 y 20 años de puntos tan dispares del país como Granada, Málaga, Alicante, Lleida, Madrid, Zamora, Islas Baleares y A Coruña se empaparon de las lecciones -no solo de pilotaje, sino de señalización en competición, por ejemplo- impartidas por Ares Lahoz, entre otros muchos, mientras que sus padres y el resto de familiares aprovecharon para conocer la Costa da Morte. Y con el terreno, por zonas, enlamado, debido a las lluvias de los últimos días, y con todavía poca experiencia, lo cierto es que las jóvenes demostraron una progresión enorme y no hubo incidencia alguna. Todo el mundo se involucró para que estas chicas lleguen a ser grandes deportistas en un futuro.

«É un soño cumprido. Estar aquí non o cambiaría por nada do mundo»

Entre todas as participantes do campus, houbo unha da zona que tivo a sorte de ser unha das elixidas. Trátase de María Lista Iglesias (Carballo, 1998), que onte se mostrou realmente emocionada pola experiencia vivida nestes dous días.

-¿Cando e como lle naceu esta paixón polo mundo do motor?

-Con só 8 anos, no colexio tivemos unha saída de karting nun circuíto que estaba xusto no aparcamento do Haley [agora Gadis]. E ao chegar á casa dixen: ‘Isto gústame´. Con 15 anos fixen algún adestramento e unha amiga levoume a ver o autocrós e as ganas fóronme a máis. Incluso me puxen a estudar un ciclo superior de mecatrónica para conseguir entrar, algún día, na enxeñaría mecánica.

-¿Non ten ningún familiar vinculado a este deporte como a maioría das participantes?

-Son a única da familia e estou moi orgullosa de ser muller, e por riba, pioneira. A única que me axudou algo a aprender a conducir para sacar o carné foi a miña avoa, precisamente [ri]. Era unha meta que tiña e fixen por aprobalo o antes posible. A miña nai [María del Carmen Iglesias], en cambio, non lle gusta nada este mundo porque se pon moi nerviosa. Aínda así, apóiame.

-Imaxino, entón, que esta oportunidade que lle brindou a Federación significou moito para vostede.

-É un soño cumprido porque non todo o mundo pode chegar a probar un carcrós. Estar aquí hoxe [por onte] non o cambiaría por nada do mundo.

-¿Como viviu a experiencia?

-Rodei moi cómoda co turismo, e no carcrós, o primeiro contacto foi inesquecible. No segundo día, xa souben por onde ir en pista, corrixín erros e eu mesma notei a evolución. Cuns poucos máis adestramentos, xa me sentiría preparada para competir. Iso si, tomando a saída na posición media [ri].

-¿Que futuro desexa?

-Empezar é moi difícil porque a maioría son homes. Pero creo que é algo que deberiamos romper. Desexo que haxa máis mulleres. Gañen ou perdan, con só estar na parrilla xa son gañadoras. Eu vou buscar a maneira de seguir formándome para avanzar un chanzo máis. E para iso, o primeiro é buscar patrocinador. Gustaríame competir no campionato nacional de autocrós ou, cando menos, no galego. E de aí pasarme a un turismo para correr en ralimix. O que está claro é que con este campus me cargaron as pilas para poder continuar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El circuito de Bértoa, pionero en la formación de mujeres en carcrós