El Bergan viaja a Ourense con un ojo puesto en el estado del césped

Los carballeses se enfrentan mañana al único equipo invicto de la categoría

Un jugador del Bergantiños, en el encuentro disputado la semana pasada ante el Somozas
Un jugador del Bergantiños, en el encuentro disputado la semana pasada ante el Somozas

cARBALLO, oURENSE / lA vOZ

Los jugadores del Bergantiños saltarán mañana al terreno de juego con un ojo puesto en el rival, y otro en el estado del césped de O Couto, de la UD Ourense, que acaba de ser replantado y podría verse resentido por las lluvias de estos días. Hace un par de jornadas visitó el campo el edil de deportes de Ourense, Mario Guede, y corroboró que la hierba drenó perfectamente los chaparrones de los últimos días y que está en óptimas condiciones para disputarse el encuentro. El entrenador del Bergantiños, Miguel Figueira, reconoce que el estado del campo podría llegar a influir en el resultado, más «afectará por igual aos dous conxuntos, non só a nós».

En el aspecto puramente deportivo, el Bergantiños se enfrenta a un choque complicado, pues visita a domicilio al único equipo de Tercera División que todavía no ha perdido ninguno de los encuentros que ha disputado. Es, además, el menos goleado, con tan solo 4 tantos en contra en lo que va de temporada. «Ademais de ter un dos mellores porteiros da categoría, e atreveríame a dicir que de categorías superiores, son un equipo moi solidario e traballan moi ben en conxunto», señala Figueira, que pese a todo no considera que el Bergan tenga que cambiar el planteamiento de juego de estos últimos meses.

No les ha ido nada mal a los rojillos, que se encaraman al liderato con cinco puntos de diferencia respecto al Compostela, segundo clasificado. «Por agora cedemos moi poucos puntos. O que máis nos interesa é aumentar a ventaxa sobre o quinto clasificado [en este caso, la UD Ourense], porque nos garantizaría o playoff. Aínda que non se pode negar que miramos de reollo o primeiro posto, claro», señala el entrenador, que afronta el choque de mañana [12.00 horas] con la baja segura de Agulló y con Borja en duda por lesión.

Los ourensanos, por su parte, están pendientes de Alfredo, que se retiró con un golpe en la rodilla del último entrenamiento; y de Vieytes, que no acaba de recuperarse totalmente de sus problemas físicos. La única baja segura para la UD Ourense será la de Germán, que cumple ciclo de amarillas tras la visita en Ferrol el pasado domingo.

El técnico local, Fernando Currás, quiere que su equipo «siga mostrando el espíritu competitivo de hasta ahora», algo que considera más importante «que los propios resultados». «Enfrente volveremos a tener a un equipo que al final luchará por el ascenso y que quizás sea el más difícil para jugarle, ya que con cinco minutos de inspiración y la calidad que tienen, te ganan un partido», añade Currás.

El choque, correspondiente a la duodécima jornada de la temporada, se celebrará mañana, a mediodía, en O Couto. Pese a las malas previsiones meteorológicas, al cierre de esta edición la Federación no había emitido dictamen alguno sobre la posibilidad de aplazar el encuentro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Bergan viaja a Ourense con un ojo puesto en el estado del césped