«Iphi rompe todas las expectativas»

FIOT EN CARBALLO | La actriz María Hervás interpreta a una joven nini en una obra de corte feminista que invita a la revolución


carballo / la voz

El FIOT carballés tendrá este fin de semana una parada muy especial. Anunciada como una de las grandes sensaciones teatrales recientes, podrá verse mañana en el Pazo (20.30 horas) Iphigenia en Vallecas, una función de la compañía madrileña Serena Producciones. Sobre el escenario, Iphi, una joven marginal, encarnada por la actriz María Hervás (1987), que también se encargó de la traducción y adaptación del texto. La obra es una coproducción con su socio, Antonio Catro Guijosa, asimismo director.

-Estreno en Galicia. ¿Qué trae a Carballo con esta función?

-A parte de una adaptación del mito griego de la hija de Agamenón, es sobre todo una reflexión acerca de la estructura social en la que vivimos, tan jerarquizada y con mucho estratos en los que siempre hay alguien que sufre en pos del privilegio de otras personas, de su estado de confort.

-¿Qué le llamó tanto la atención de este texto de Gary Owen?

-Estuve investigando en el Festival de Edimburgo del 2015 y vi que había ganado el Premio al Mejor Texto. Lo compré para leerlo, entre otros, y me pareció un texto poderoso. Me llamó la atención que estuviese en verso, con una rima libre, pero constante. También, que cuando lo leí me emocionó. Algo me dijo que tenía que hacerlo: fue una señal física más que otra cosa. Mi cuerpo estaba conmocionado y pensé que debía contar esta historia.

-Por su papel fue galardonada como la mejor actriz por la Unión de Actores. ¿Qué supone y qué trata de contar?

-Sobre todo, compromiso. Sin prejuicios. Tanto Antonio como yo hemos intentado no juzgar a Iphi desde las etiquetas que solemos poner a priori con facilidad. Al contrario, tratamos de adentrarnos en el poliedro que es como persona y personaje. Si bien al principio parece que uno no tiene nada que ver con ella, poco a poco y bastante rápido, tanto a través del texto de Owen como nosotros mismos en el montaje, hacemos que te caiga bien y quieras seguir escuchando a esa chica con la que de repente tienes cosas en común y te genera ternura. Quizás es el origen del éxito: rompe las expectativas del espectador. Vemos sus mil caras, dependiendo de las circunstancias: desde un nivel agresivo hasta una seductora, una chica tierna, una persona que abandera la imagen de la justicia... No solo es una chica que no trabaja ni estudia, sino un ser humano que en muchos aspectos, en cuestión de valores, está mucho más evolucionado que otros que tienen un trabajo, un puesto espectacular o un montón de carreras universitarias.

-Como la vida misma.

-Sí, justo.

-El FIOT ha fijado su mirada este año en los millennial, en los jóvenes. ¿Esta Iphi, con terrible presente y descorazonador futuro, tiene también un mensaje para los jóvenes?

-Creo que la obra no tiene un gran mensaje de esperanza: es más cruda que todo eso y pienso que habla más del presente. No obstante, sí le veo una invitación poderosa a la revolución en todos los sentidos: el sistema, cómo generar un cambio desde la voluntad de cada uno... Tal vez eso sí se podría tomar como un mensaje a las nueva generaciones, quizás algo adormiladas. Anima a cuestionarnos cosas y a posicionarse.

-Un motivo para animar a los jóvenes a acudir, desde luego.

-Sí. Diría, además, que siendo una obra que es tragedia, donde hay dolor y crudeza, es asimismo una pieza con mucho sentido del humor y casi con una velocidad cinematográfica. Los espectadores tienen más la sensación de estar viendo una película que una obra de teatro. Es llevadera.

-¿Qué ha supuesto para usted?

-Como mujer y artista ha supuesto una demostración de que podemos hacer cosas y no tenemos que estar esperando a que nos llamen. Quería demostrarme que tengo parte del control de mi camino y mi carrera. Te da una perspectiva de más libertad y es algo que cualquier persona necesita. Iphi me ha hecho saltar a otro lugar de autonomía profesional. Después, la historia, el personaje y la reacción de espectadores y crítica me ha hecho ver que hemos hecho el montaje en un momento en el que la sociedad lo necesitaba. Todo el mundo sale conmovido y creo que no es casual. Creo que había ese hueco para empatizar con personas con las que habitualmente no tratamos, porque tenemos miedo o no nos educan en eso. El teatro es un lugar maravilloso para comprender realidades que en el día a día nos resultan mucho más difíciles.

-Y está el mensaje del empoderamiento femenino.

-Sí. He intentando evitar la palabra, porque no me suena del todo bien, pero en el fondo sí esta esa idea de ir cogiendo el lugar que las mujeres merecemos. Me atrevo a decir que Iphigenia en Vallecas una obra bastante feminista.

-¿Con ganas de pasar ya por el festival carballés?

-Muchísimas, será la primera vez. Las tierras gallegas me tiran muchísimo y siempre que he ido me encontrado con personas maravillosas. Es una belleza tremenda y a mí, además, me encanta comer [ríe]. Tenemos ganas de llegar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Iphi rompe todas las expectativas»