vilagarcía / la voz

Acabó el partido y la afición del Arousa se sacó el sombrero. Su equipo había perdido con justicia ante otro mejor. Un Bergantiños que demostró un empaque y un saber estar que hacía tiempo que no se veía en A Lomba. No ganó el conjunto de Carballo por aplastamiento; ganó porque fue mejor en muchas de esas cosas que marcan un partido de fútbol.

El Bergantiños, por ejemplo, no cometió ni un solo error atrás. En un encuentro entre dos conjuntos tan potentes, esas cosas se pagan y pronto se vio el Arousa por detrás por una mala acción de Manu Táboas, que está completando una temporada extraordinaria y al que se le admite un tachón como buen escribano que es. El problema es que el tachón de tinta, en forma de mala salida, acabó en los pies de un Rubén Rivera que no perdonó para marcar el 0-1. Iban solamente nueve minutos y el Bergantiños ya tenía el partido donde quería: con el marcador en ventaja y sin pasar demasiados apuros.

Al Arousa le faltó ritmo durante todo el encuentro. Rafa Sáez se desesperaba en la banda para pedir más velocidad de ejecución en los pequeños detalles: en los saques de banda, en las faltas en medio del campo, en sacar el balón de atrás... El técnico del Arousa sabía que al Bergantiños o lo coges a contrapié o vas a tener muy complicado meterlo en problemas porque es un conjunto que rara vez se desordena.

No fue nunca capaz el Arousa de descifrar la propuesta del conjunto de Carballo y no fue capaz, ni tan siquiera, de inquietar al guardameta visitante. El tridente arlequinado nunca estuvo cómodo, nunca pudo conectar con varios pases entre sí y esa desconexión la pagó el Arousa con una ausencia total de peligro.

Al descanso se llegó con el 0-1 y al minuto de comenzar la segunda mitad llegó la sentencia, con un espectacular remate de cabeza de Borja Facal tras un lanzamiento de esquina. Espectacular y cómodo, porque apenas encontró oposición en la zaga arlequinada. Ese segundo tanto era todo lo que le faltaba al Bergantiños para reforzar el plan de partido que traía trazado. El Arousa seguía sin encontrar esa chispa en los hombres de vanguardia que le había acompañado desde el inicio de temporada y los de Carballo estaban muy cómodos.

El conjunto bergantiñán jugó con un hombre menos desde el minuto 67

Cristopher se lució en un lanzamiento de falta de Cristóbal, en prácticamente la única ocasión en la que el guardameta se vio exigido durante el encuentro, y un atisbo de esperanza se abrió poco después para los seguidores locales cuando Caridad vio la segunda amarilla. Fue otro ejemplo de la seriedad del Bergantiños. Las dos tarjetas, una en cada parte, fueron justas y en ambas acciones el defensa impidió que Sylla se plantara solo ante el portero local. Valieron la pena.

Tampoco fue que la superioridad numérica cambiara mucho la dinámica del encuentro. El Arousa, evidentemente, tenía el balón, pero sin que la posesión le planteara demasiados apuros a los visitantes. Una ocasión de Luis García en el minuto 79 fue lo único reseñable. Se echó en falta un gol local que añadiera un poco de picante al tramo final. De hecho, fue el Bergantiños el que estuvo más cerca de conseguirlo, pero lo evitó Manu Táboas. En definitiva, un triunfo que confirma las buenas sensaciones que desprende un Bergan que apunta muy en serio hacia lo más alto.

Con esta victoria el conjunto de Miguel Figueira se afianza como líder en solitario, con cuatro puntos de ventaja respecto al segundo clasificado el Arousa, que iguala puntuación con el Barco. La cifra aumenta a 5 si se compara con el Ourense (4.º) y a 6 si el punto de referencia es el Compostela (5.º).

En detalle

AROUSA (0): Manu Táboas; Torrado, Pacheco (Mauri, min 58), Cristóbal, Pablo González, Julio Rey, Javi Otero, Manu Rodríguez, Sylla, Luis García y Chiqui (Mou, min 58).

BERGANTIÑOS (2): Cristopher; Borja Facal, Aarón, Caridad, Marcos, Baleato, Cano, Toni, (min 72), Diego, Rivera, Jorge Sáez (Granada, min 63) y Cañi (Álex Diéguez, min 85).

Goles: 0-1, min 9: Rubén Rivera. 0-2, min 47: Borja Facal.

Árbitro: Manuel Casanova Cudeiro, auxiliado por Abraham Pérez y Avelino García. Expulsó por doble amonestación a Caridad (min 67). Mostró cartulinas amarillas a los locales Pablo González y a Mauri.

Asistencia: Un millar de espectadores en A Lomba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Demasiado Bergan para el Arousa