Los juzgados de Carballo aún sufren los efectos del paro cuatro meses después

En apenas un trimestre se resolvieron 388 asuntos judiciales menos


Carballo / La Voz

La carga de trabajo que asumen cada día los funcionarios adscritos al Partido Judicial de Carballo no para de crecer. Al tradicional volumen de nuevos casos entrantes, entre procedimientos y tramitaciones, hay que sumar también los procesos y otros litigios parados como consecuencia de los más de tres meses de paro de los funcionarios de la Administración de Justicia.

Cuatro meses después de darse por finiquitada la huelga (arrancó a comienzos de febrero y se dio por concluida a finales de mayo), los expedientes continúan acumulándose en las mesas de los despachos a la espera de darles una salida. Un dato orientativo para explicar cómo está la situación en los tres juzgados de Carballo lo da el informe trimestral publicado por el Consejo General del Poder Judicial. Así, en el primer trimestre de este año se resolvieron 637 asuntos judiciales de toda índole. Son 388 menos que los contabilizados en el último trimestre del 2017 (un total de 1.025).

Corcubión

En los dos juzgados de Corcubión también hay una enorme carga de trabajo acumulada, pero inferior, según las estadísticas del CGPJ, que las registradas en el Partido Judicial de Carballo. En concreto, 75 menos entre el primer trimestre del 2018 y el último del 2017. Lo que se deduce es que el paro de los funcionarios, que se prolongó por espacio de 114 días, tuvo una menor incidencia en Corcubión que en Carballo. Y es que el seguimiento de la huelga de los trabajadores públicos apenas alcanzó, según las siete centrales sindicales convocantes, el 30 % en Corcubión, mientras que en Carballo llegó a alcanzar picos del 90 % y cuotas medias diarias del 60-70 %.

Eso sí, la parálisis en los procedimientos no guarda una homogeneidad, según los departamentos y áreas de trabajo. Así, los casos relacionados con Violencia contra la Mujer, Familia y Menores no acumulan retrasos, ya que durante la huelga se han llevado a rajatabla las vistas y juicios al ser considerados por la Xunta como prioritarios. Donde sí hay problemas, y de consideración, (algunos abogados hablan de meses) es en Civil, donde la carga de trabajo es tan elevada que desde algunos sindicatos se solicitan medios técnicos y humanos para ir dando salida a los expedientes más importantes.

De hecho, desde que arrancó la huelga solo se reforzó un área en el Partido Judicial de Carballo: el del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Carballo, con el objetivo de reforzar el departamento de Violencia sobre la Mujer. La Xunta publicó la contratación de este refuerzo (o auxilio judicial) el 6 de febrero, pero no se cubrió el puesto hasta el 7 de julio. Estos procesos penales no paran de aumentar, hasta tal punto que se han duplicado los casos en tres meses.

«Harían falta como mínimo una persona más en cada juzgado de Carballo»

Roberto Andrade es funcionario de la Administración de Justicia en Carballo y representante del sindicato SPJ-USO. Y tiene claro que los juzgados están «sobresaturados de trabajo». Y añadió: «El colapso es evidente en los juzgados de Carballo, sobre todo en asuntos de Civil. La situación es ciertamente agonizante y solo hay 29 profesionales trabajando: 21 entre los tres juzgados, más dos de la oficina del decanato, tres secretarios judiciales y tres jueces. Y gracias que reclamamos un refuerzo para violencia machista». Según Andrade, «lo idílico sería que se habilitara un cuarto juzgado en Carballo, pero eso es imposible, pero, por lo menos, habría que dotar a cada uno de los tres juzgados de instrucción de un trabajador más, teniendo en cuenta que además de Viogen está el Registro Civil».

«No tienen medios para poder agilizar el trabajo y así es imposible»

María José Calviño es abogado del bufete De la Serna y Calviño con sede en Carballo. Y tiene claro que detrás de la acumulación de trabajo está la falta de medios: «Ni jueces, ni fiscales, ni funcionarios tienen forma humana de sacar adelante el trabajo sino se les dota de más personal de apoyo y medios. Es que es imposible. Tienen una gran carga de trabajo encima». Y puso como ejemplo los procesos relacionados con las cláusulas suelo: «Resulta que derivan todos los procedimientos de la provincia a un único juzgado, que en A Coruña es el de Primera Instancia e Instrucción número 7 bis, y es una barbaridad. Imagínese que todos los enfermos de gripe de toda la provincia fueran derivados a un único medico. Se volvería loco. Yo tengo una vista por una cláusula suelo este próximo día 11, pero es que la demanda se puso hace casi dos años», relató.

Las consecuencias del paro

Carlos Puga Trigás

Aprincipios de año, el paro indefinido en los juzgados de Galicia fue noticia habitual y recurrente, y sus vicisitudes fueron analizadas ampliamente no solo por los sectores profesionales afectados, sino por todos los medios de comunicación. La verdad es que las enfrentadas posiciones de la Administración y de los trabajadores, y quizás la excesiva rigidez de las posturas respectivas, fueron posiblemente la causa de la duración inusualmente prolongada del conflicto. A lo que hay que añadir que la finalización del paro casi llegó porque no cabía otra solución, teniendo en cuenta la división que ocasionó dentro de las propias centrales sindicales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los juzgados de Carballo aún sufren los efectos del paro cuatro meses después