La bolsa de viviendas sin estrenar está casi agotada en Carballo

Apenas queda una treintena de pisos en los que no ha vivido nadie, pero la mayoría tienen más de diez años de antigüedad


carballo / la voz

Una pareja que tenga ganas comprarse un piso y formar una familia en Carballo lo tiene muy difícil. La cuestión de la progenie es cosa de ellos, pero la de la vivienda depende de las promociones y la última dada de alta, que no construida, tiene más de dos años. La bolsa de las casas a estrenar se centra en la Vila de Negreira, donde la oferta es cada vez menor, y en la avenida de Razo. También hay pisos disponibles que no han sido habitados en la calle del Sol, una de las más antiguas de Carballo, pero la última en la que se levantó un edificio, y en otros puntos, como en Jacinto Amigo Lera, donde queda un bloque entero cuya obra esta parada desde hace años.

Precisamente en esa calle están los pisos más caros de Carballo, a pesar de que no son precisamente nuevos. Solo se consideran así, los que tienen menos de cinco años y ahora mismo, los únicos que cumplen esta máxima son los de la rúa del Sol.

El agente inmobiliario Miguel González asegura que el mercado está casi agotado, pero la falta de viviendas ha coincidido con una época de parón en la venta. «Non se venden tantos como hai tres ou catro anos», dice. Ahora lo que se lleva es el alquiler y cada vez son más los propietarios que arreglan los pisos que tienen vacíos para obtener una renta de unos 300 euros mensuales. A pesar de eso, la oferta todavía es mucho menor a la demanda y encontrar una vivienda para arrendar en buenas condiciones se ha convertido en un problema para muchas personas que trabajan en Carballo o que no pueden acceder a un crédito hipotecario.

El asunto de la compra de vivienda no es ahora un problema, pero puede llegar a serlo en un plazo corto porque en Carballo apenas quedan una treintena de pisos en los que no haya vivido nadie y la oferta es cada vez más pequeña.

Promociones

De hecho, una de las últimas promociones es la de la rúa do Sol con Gran Vía, que tiene su fachada principal en la zona de A Lagoa. Es la última dada de alta en Carballo y todas las viviendas están vendidas.

También fueron agotándose las últimas promociones construidas, como la de Alfredo Brañas, o incluso la zona del Fórum, que es más reciente. Asimismo, salen a la venta, aunque de tarde en tarde, algún piso de segunda mano, pero que no ha sido habitado. Fueron adquiridos como inversión o porque proceden de una herencia. En todo caso, según los agentes inmobiliarios, la mayor parte de los pisos vacíos que quedan en Carballo no están en condiciones de ser habitados. Los que sí sirven para vivir o se arriendan o se han puesto a la venta. La inmensa mayoría son de segunda mano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La bolsa de viviendas sin estrenar está casi agotada en Carballo