Llegó la tragedia


La tragedia se ha consumado. Mucha gente lleva tiempo proclamando que la carretera de Razo es peligrosa. Son diez kilómetros hacia el paraíso de Carballo que, en ocasiones, se convierte en un infierno de calzada. A la sinuosidad, hay que añadir la cantidad de tráfico y las locuras y las infracciones de algunos usuarios. El caso de ayer parece distinto, pero con otro trazado igual no ocurriría. Está claro que es una vía que necesita cambios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Llegó la tragedia