Los excesos de velocidad de coches y motos llegan al barrio carballés de A Milagrosa

La asociación de comerciantes ha recibido las quejas de varios residentes en la zona por estos hechos


CARBALLO / LA VOZ

Hace unos meses, y en varias ocasiones, los vecinos de Razo, en Carballo, se quejaban del peligro que suponía la proliferación de coches y motos a gran velocidad en el tramo final de la carretera de acceso. La Policía Local realizó tareas de vigilancia y hubo denuncias a algunos conductores, pero en todo caso el problema (grave) está en el riesgo que supone para los peatones y para otros conductores.

No es el único lugar de Carballo que sufre las conductas incívicas y peligrosas. Ayer, un vecino del barrio de A Milagrosa (prefiere que no se publique su nombre) denunció que en numerosas ocasiones coches y motos pasan por las calles de la zona a gran velocidad. Él mismo estuvo a punto de ser atropellado en una ocasión.

Alarma vecinal

Lo corrobora la Asociación de Comerciantes e Hostaleiros Profesionais do Barrio da Milagrosa, que en cierto modo ejerce como entidad vecinal, ya que son los residentes los que se las trasladan directamente. Sus responsables explican que esas situaciones de peligro se dan en muchas ocasiones, y además en varias calles: la propia avenida de A Milagrosa, la calle Berdillo, la Compostela... A horas muy variadas, además. A veces, parecen piques entre varios conductores o motoristas. Es muy difícil cogerlos porque arrancan de manera inesperada y la situación dura pocos segundos, explican. La entidad ha pedido más de una vez a la Diputación (titular de la vía) que instale pasos de peatones elevados en la Avenida da Milagrosa. «Non hai máis desgrazas porque temos moita sorte», señala un miembro de la directiva de la asociación empresarial. «A xente xa empeza a asustarse», añade, y pide que se tomen medidas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los excesos de velocidad de coches y motos llegan al barrio carballés de A Milagrosa