El Casino alimenta el debate en Carballo

¿Se venderá o no? Asociaciones y grupos políticos opinan sobre el futuro incierto del emblemático edificio carballés


Carballo / La Voz

Con pocas salvedades, nunca un edificio había dado tanto que hablar en Carballo en los últimos años como el Casino: que si se vende, que si no, que si se derriban, que si de esta vez tampoco le toca... Periódicamente le toca centrar los temas de conversación y el debate entre los sectores de la sociedad que lo consideran una institución «para la élite» de Carballo (aún hay quien lo ve así) y los que lo tienen por un baluarte de la cultura en la capital de Bergantiños.

«O tema urbanístico é ben complexo, e nel participan moitos factores. Está claro que o valor social, cultural e patrimonial non cotiza tanto a nivel económico, pero un pobo sen cultura non é un pobo cohesionado, non ten futuro», dice tajante Rosalía Fernández Rial, tanto a título personal como por voz de Lumieira.

La misma opinión sostiene Ricardo Vilas, un histórico de la entidad que recientemente pasó el testigo a la nueva remesa de jóvenes en la directiva: «Sexa como sexa, espero que isto vaia a bo porto. Que Concello, pobo e institucións apoien á nova directiva para levantar esta entidade». Y hace alusión también a errores del pasado, todavía muy presentes entre los vecinos: «Espero que non se cometa o mesmo erro que coa casa de Chinto, que non se repita a historia deses edificios de valor que acabaron sendo escombro». También desde el Círculo Feminista -movimiento surgido en Carballo, aunque no constituido oficialmente como asociación- opinan que nadie debería quedarse de brazos cruzados en estos momentos.

Comentarios jocosos en la Red: «Ya están otra vez. Lo iban a tirar hace treinta años ya, creo que se va a caer solo»; pero también reivindicativos: «Son ya muchos años destrozando el patrimonio de Carballo»; «debe ser das últimas institucións que quedan en Carballo, aquí non deixan títere con cabeza»; «grandes recuerdos en sus salones»; «recuperar o carballo centenario si, ¿pero os edificios centenarios deixámolos caer?»; «queren quitar todo o antigo que temos»; «a historia repítese, e non damos aprendido dela», y un largo etcétera.

La postura del Concello

Es un bien privado, y el consistorio no lo tiene fácil para meter mano en esta maraña especulativa, pero siguen manteniendo, explica Xosé Regueira, la postura que mostraron anteriormente: «Formar un corpo común coas institucións do pobo» para velar por la continuidad de «un referente centenario na cultura do pobo». «Carballo foi perdendo referentes nos últimos 40 anos».

«O pleno aprobou unha declaración de apoio. Un ano despois vese que non serviu de nada»

Entre los defensores de tan emblemático edificio están los que no «perdonan» los «destrozos al patrimonio» hechos en años anteriores: la casa de Chinto, la vieja iglesia, el antiguo Concello... Uno de ellos es precisamente Xosé María Arán, que a través de su perfil en la red social Facebook expresaba lo siguiente: «A vergoña dun pobo é a miseria dos especuladores. Carballo segue a merced da piqueta».

Muchos señalan la no protección del edificio en el Plan Xeral como una de las principales trabas a la hora de que desde el Concello se pudiera echar una mano. «Legalmente é unha situación complicada, e polo prezo e situación urbanística do inmoble, está fóra das posibilidades dos socios», señalaba el portavoz del PP, Aurelio Núñez, a lo que se sumaba Estefanía Canosa, de Terra Galega: «Hai un ano aprobamos unha declaración de apoio ao Casino. Hoxe compróbase que non serve para nada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Casino alimenta el debate en Carballo