«Me encanta el proyecto porque se apuesta por la cantera»

Tras la marcha de Iván Villaverde al Betanzos, el entrenador coruñés Fernando Buendía se hace cargo de la primera plantilla

.

Carballo / La Voz

Tras la marcha de Iván Villaverde al Betanzos, de la Liga EBA, el Calvo Basket Xiria ha movido ficha y ha incorporado como nuevo técnico a Fernando Buendía García (A Coruña, 1980), que llega a Carballo para dirigir al primer equipo, que competirá en la Primera Nacional. Buendía es entrenador superior desde el 2011 y la pasada temporada llevó las riendas del Basquet Coruña de Liga EBA. Cogió al equipo colista a mitad de temporada y logró dejarlo en la categoría.

-¿Cómo se fraguó su fichaje?

-Por Marcos [Díaz Molk, presidente]. Nos conocemos desde hace años y siempre me dijo que tenía que venir a entrenar al Basket Xiria y ahora se han dado las circunstancias.

-¿Fueron muy insistentes para que viniera?

-Tanto Marcos como Arturo [Ferraces, director deportivo del club] querían que viniera, sí o sí. Les expliqué que este año tengo unas circunstancias especiales porque voy a ser padre a finales de año, y aún así apostaron por mí y yo les estoy muy agradecido por contar conmigo.

-¿Por cuánto tiempo viene?

-En principio por una temporada y luego ya se irá viendo. Lo importante es que estoy en Carballo para dirigir a un gran equipo de un gran club.

-¿Qué es lo que ha decantado la balanza del lado del sí?

-El proyecto de club y su clara apuesta por la cantera. Como entrenador tengo una gran vocación por la formación de jóvenes jugadores. Creo que, como club, su apuesta no es solo formar deportistas, sino también personas. El Xiria tiene una gran vocación por lo social y la integración, como lo es el hecho de su gran apuesta por la promoción y potenciación del baloncesto femenino estos últimos años. Yo entrené a equipos femeninos y la verdad es que es una gran experiencia.

-¿Conocía el club antes de fichar?

-Sí claro, conozco a muchos de sus jugadores, a Marcos, a Arturo, a muchos de los chavales que jugaron o juegan en el primer equipo o en los júniores.

-¿Ya sabe con qué mimbres contará la próxima temporada?

-Todavía es muy pronto. Hay que saber quién se queda y quién se va ,y a partir de ahí, tomar decisiones.

-¿Contará con gente de las categorías inferiores?

-Desde luego. Soy un entrenador al que le gusta ver a los chavales jugar y entrenar. Hago de mis sesiones con los mayores algo abierto. Me gusta que vengan los júniores a ver cómo se entrena, que me pregunten lo que estimen oportuno, que tengan interés y yo, por mi parte, ayudarles en todo aquello que pueda. Pero desde luego que la próxima temporada tendré en mi plantilla a gente joven.

-¿Será una plantilla competitiva?

-Sí, seguro. Pero con la gente joven hay que tener paciencia y ser prudentes. En una liga como EBA o Primera Nacional con tanta presencia de jugadores séniores y gente veterana, la inclusión de júniores siempre supone un reto, entendiendo reto por prudencia. Hay que entender, como entrenador, los errores de estos chicos porque forman parte de su aprendizaje y de su formación. A estas edades lo que hay que exigir es la cultura del esfuerzo, del trabajo, de las ganas de aprender. En eso sí que voy a ser inflexible. Por lo demás, repito, hay que ser prudentes.

-Visto desde fuera parece que en el Basket Xiria los resultados no lo son todo, que hay una apuesta por la formación de los jóvenes como personas, a través del baloncesto.

-Y eso es lo que dignifica a este club, su apuesta por la promoción del deporte entre los más jóvenes, como los convenios con otros clubes y escuelas municipales de la zona.

-Y el Pequebasket.

-Iniciativas como estas han conseguido que Carballo, sin ser una gran ciudad, se convierta en la capital gallega del baloncesto de base. Es otro ejemplo de la clara apuesta del club por el trabajo formativo desde edades muy tempranas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Me encanta el proyecto porque se apuesta por la cantera»