carbllo / La Voz

«El voluntario gana muchísimo. Gana el placer de ser útil, la sonrisa de un anciano o de un enfermo, el abrazo de un niño sin padres, la amistad de un paralítico y el afecto y la amistad de un preso», con esta y otras alabanzas de Gloria Fuertes a los voluntarios comenzó Francisco Suárez Calvo la demostración de poderío solidario de la parroquia de Carballo en la clausura de la ingente actividad formativa que lleva a cabo el equipo dirigido por el cura José García Gondar. Manuel García Gómez, secretario del consello parroquial, hizo, una vez más, una demostración de dominio de los medios audiovisuales y de los entresijos de la labor que desarrolla el holding de García Gondar y fue relatando, acompañado de imágenes y vídeos, la desbordante actividad llevada a cabo durante el curso. Su memoria es prodigiosa. Contó los bautizos (53), las primeras comuniones (151), fallecidos (194), los números de la revista Xanela (50), las parejas de los cursos prematrimoniales (33 en uno y 65 en otro), la Semana da Familia (31.ª edición), las noticias de la página web parroquial (975), las fotos (más de 3.000), las intervenciones de Cáritas (5.809), los niños que asisten a clase de apoyo (67), los usuarios del albergue (101), el piso de acogida y el comedor social (una media de 30 diarios), entre otras muchas iniciativas de carácter pastoral y asistencial. Y todo ello con amor, como una rosa criada en la Horta Solidaria.

La abrumadora exposición de García Gómez dio paso a la entrega de las medallas de la parroquia. Este año recayeron en el cura Xosé Pumar Gándara, por su generosidad, trabajo y disponibilidad pese a sus 87 años de edad; Dolores Queijo Pallas, por capitanear las alfombras de A Milagrosa, que llevan 30 años, y José Buño Suárez, que desde muy joven pone música a las misas carballesas y por «ver co corazón» lo que no ve con los ojos.

Como en años anteriores, Fina Rey dirigió el acto de entrega de los diplomas a las 92 alumnas, y tres alumnos, de la parroquia. Corte e confección-maquinista industrial, atención sociosanitaria a persoas dependentes en institucións sociais, axudante de cociña profesional y axudante de repostería profesional son las especialidades con nuevas habilidades y oportunidades para el mundo laboral. Y allí estaban el alcalde, Evencio Ferrero; el director xeral de Inclusión Social, Arturo Parrado; el director de Cáritas diocesana, José Anuncio Mouriño, y María Francisca Gómez, jefa territorial de Asuntos Sociais, entre otras autoridades.

El cura se impone nuevos proyectos tras 47 años al frente de la comunidad

José García, el párroco, habló con una parábola: un carballés llega al cielo y ve muy activos los departamentos que gestionan las peticiones y los que las resuelven, pero el de recibir agradecimientos estaba sin actividad. Conclusión: hay que ser agradecidos. También comentó que, pese a los 47 años acción, no puede parar, así que puso nuevos retos: ampliar el centro de día de Berdillo, más centro de recursos para mayores, multiplicar por tres el huerto solidario y un taller permanente de costura. Así que los voluntarios tienen tarea para continuar. «Carballo somos todos», vino a decir el alcalde y Parrado abogó por vestirse con los colores de la solidaridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La solidaridad cotiza al alza en Carballo