Un cuarto de siglo de bici en Carballo

Más de medio millar de personas participaron en la 25.ª edición del Día da Bicicleta


carballo / La Voz

Las bicicletas inundaron las calles de Carballo. Más de medio millar de personas participaron en la 25.ª edición del Día da Bicicleta promovida por La Voz de Galicia y Radio Voz y coorganizada por el Club Ciclista de Carballo con el apoyo del Concello de Carballo. Más de 1,5 kilómetros llegó a alcanzar el pelotón en algunos monumentos.

Uno de los aspectos a destacar, y que es tendencia de los últimos años, es la gran presencia de niños en una jornada pensada para la promoción del uso de la bicicleta como medio de transporte saludable, no contaminante ni ruidoso, barato y que contribuye a la socialización.

Partió el pelotón de la Praza do Concello con una puntualidad casi absoluta, apenas pasaba un par de minutos de las once de la mañana. Los alrededores del consistorio ya llevaban media hora a rebosar de bicicletas. De la Gran Vía, la comitiva se dirigió por la calle Gravador Manuel Facal hacía la Vila de Negreira y O Fondal, donde fue necesario un primer reagrupamiento. El paseo se hacía con parsimonia para favorecer la marcha de los más pequeños. Familias enteras se sumaron este año a la jornada y el buen ambiente predominó en todo momento, incluidas las chanzas entre amigos sobre el poco uso que se le da a las máquinas a lo largo del año.

En la Ponte de Bértoa, los ciclistas tomaron el paseo y acompañaron con su pedaleo el silencioso fluir del agua del Anllóns. Es difícil encontrar un lugar más bello para pasear en bicicleta. El pelotón fue a salir a la rúa Bosque, donde los carballos ocultan la arteria bergantiñana.

La ruta de este año fue la más urbana de todas. El Fórum, con sus grandes murales a la vista, y A Milagrosa también recibieron la visita de los ciclistas, que llegaron a la avenida de Fisterra y se metieron hasta la Luís Calvo para, a través de la rúa Perú, llegar a la explanada del Centro Comercial Bergantiños. Allí se detuvieron todos para el avituallamiento, cedido por Gadis. No hubo mucho tiempo de descanso para evitar demoras, pues muchos de los asistentes también querían aprovechar la jornada del Carballo por Etapas. De hecho, el Día da Bicicleta supone el pistoletazo de salida para un sinfín de actividades que tiene Carballo durante el mes de las fiestas del patrón, San Xoán. A la jornada ciclista había que añadir ayer, junto a las tapas, el Día Muiñeira, la clausura del Rexenera Fest, con paseo incluido por los murales, y el festival de la Escola da Rúa, en el Pazo da Cultura.

El pelotón siguió por calle Perú hasta Fontecaldeira y regresó por la Avenida da Cristina, donde en algunos solares crecen unas patatas muy vizosas, ya en las proximidades del roble que da sombre a parte de un aparcamiento cercano al Pazo da Cultura. Y así, parsimoniosa, llegó la comitiva a la Praza do Concello, dos horas después de la salida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un cuarto de siglo de bici en Carballo