El Xiria realizó un gran partido, pero falló en los momentos claves

Perdió en el primer duelo por la fase de ascenso (30-26) contra el Santoña


Carballo / La Voz

El Calvo Xiria inició ayer la fase de ascenso a División de Honor Plata con derrota. Precisamente contra el cuadro anfitrión (30-26), el Santoña, un marcador injusto y abultado, que no refleja lo que sucedió en la pista. El cuadro carballés realizó un gran encuentro, nunca bajó los brazos y solo la falta de puntería inclinó la balanza para los locales. Y es que cinco tiros al palo en momentos claves son muchos en un encuentro el que un equipo se juega el todo por el todo.

El duelo en el polideportivo Tomás de Teresa arrancó con igualdad, con mínimas ventajas para los locales. Pero el Xiria no le perdía la cara y logró ponerse por primera vez por delante en el marcador (3-4, min 6). Los de Fernando Vázquez pasaron entonces a controlar la situación, hasta que se produjo una de las jugadas claves del partido. Los colegiados mostraron la roja a Chimpo (min 15) al entender que había cortado un claro contragolpe local. El carballés intentó defenderse alegando que fue un tropiezo fortuito contra un rival. Esta inferioridad numérica marcó el duelo, porque del 7-8 en el minuto 14, se pasó al 11-8 en el minuto 19.

Pero si algo tuvo el Xiria fue orgullo y con un Iago Gómez bajo palos espectacular, el Xiria se fue recuperando poco a poco del mazado. Y más, cuando los árbitros decretaron dos minutos de exclusión para el cántabro Pablo de la Cueva. Los carballeses se pusieron uno por debajo (11-10, min 23). Un nuevo arreón local, con uno menos en pista, dejó el 14-12 en el marcador al descanso.

El regreso a la pista supuso un aumento de la ventaja para el Santoña (16-12, min 33). Los de Fernando Vázquez siguieron a lo suyo: mucho desplazamiento de balón, rápidos movimientos y lanzamientos fáciles, que les sirvieron para recortar distancias (19-18, min 40). El partido parecía entrar en otra dinámica, mucho mas incierta y equilibrada, hasta que se produjo la segunda jugada clave del encuentro. Con 25-23, los colegiados decretaron dos minutos para el local Juan Carlos. Pero Gabri marró la pena máxima. Cristian Pereda, el portero del Santoña, se vistió entonces de héroe. Con un jugador menos en pista realizó tres paradas casi consecutivas que, no solo impidieron al Calvo Xiria acercarse en el marcador, sino que permitieron que los locales abrieran una brecha de tres goles. Iago Gómez también mantuvo a su equipo en la recta final, pero para aquel entonces al Calvo Xiria se le había agotado la gasolina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Xiria realizó un gran partido, pero falló en los momentos claves