El alcalde cabanés se siente víctima de una persecución de un grupo de vecinos

José Muíño fue denunciado por un proyecto en el entorno de la iglesia de Corcoesto


Carballo / La Voz

El alcalde de Cabana, José Muíño, se siente víctima de una persecución por parte de un grupo de vecinos, contrarios a ultranza de su gestión municipal. Así lo apuntaron ayer desde el entorno del regidor, quien prefirió no hacer declaraciones sobre una nueva denuncia presentada contra él por estar el caso en fase judicial.

Unos particulares, «que son los mismos que lo denunciaron por un supuesto delito contra el patrimonio por el cambio de un hórreo en Canduas», han denunciado al mandatario ante la Fiscalía Provincial de A Coruña por un supuesto delito de falsedad documental y expropiación ilegal de unos terrenos que, según los demandantes, estarían afectos al proyecto de reforma del entorno de la iglesia de Corcoesto. El Ministerio Público tramitó la denuncia y dio traslado a los juzgados de Carballo para que inicie, si estima oportuno, la instrucción del caso.

Esta actuación está incluida en un plan de obras de la Diputación del 2017 y prevé el arreglo de unos caminos, la conducción de una cuneta de agua para evitar que se inunde la iglesia y el camposanto, el arreglo de una carretera que circunvala el templo y la construcción de unos aparcamientos.

Desde el entorno del regidor se aseguró que la actuación se llevaría a cabo en los terrenos que el Ayuntamiento tiene ya a su disposición: «No hubo proceso de expropiación alguno y tenemos el permiso de Augas de Galicia, solo queda modificar algún pequeño apartado del proyecto, pero de ahí a falsedad documental media un abismo». El plan de trabajo lleva parado desde entonces a la espera de la resolución judicial y el agua sigue acumulándose «en el atrio y junto a los panteones». Desde el entorno del alcalde se dejó claro que no se iba a iniciar obra alguna hasta que la Justicia dé su veredicto final.

«Si se gana el pleito y se pierden los 60.000 euros de la ayuda, se adoptarán medidas legales»

En el entorno del alcalde han dejado claro que «si el pleito se gana y se pierden los 60.000 euros del proyecto de la Diputación, se adoptarán medidas legales contra aquellas personas que denunciaron los hechos». Entienden que se trata de una denuncia «para hacer daño» y mandan un aviso a navegantes: «El que fue alcalde de Coristanco hasta el año 2015, Antoni Pensado Plágaro, acaba de ganar un pleito a una vecina que había presentado una denuncia falsa contra él por prevaricación y allanamiento de morada». Y añadieron: «Esto no va a quedar así, los que se esconden bajo el antifaz de las redes sociales tendrán que salir y dar la cara».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El alcalde cabanés se siente víctima de una persecución de un grupo de vecinos