«Empecei a pintar aos 67 anos, no asilo, e esta é a miña primeira exposición»

Una historia de superación: Jesús Casas, natural de Carballo, en una residencia de Foz, expone 37 obras

.

foz / la voz

El arte de colorear es el nombre de la exposición de 37 obras de Jesús Casas Suárez (Carballo, 1947) que actualmente reside en el asilo de ancianos de Foz. Fue la terapeuta ocupacional, Sandra, la que le inició en la actividad de colorear mandalas. Lo que empezó siendo una distracción -en abril del 2014 le colocaron una prótesis en una pierna- se convirtió en un hobby al que le dedica cuatro o cinco horas al día. «Hai veces, que ata o día enteiro», explica Jesús, mientras recorre su primera exposición, una muestra que se inauguró el pasado sábado y que podrá visitarse hasta el día 15,en el número 46 de la Avenida da Mariña, en Foz (Lugo).

Ejerce como cicerone en la visita al tiempo que repasa parte de su biografía. Se casó en Alfoz en 1971 y ejerció como marinero, mecánico, conductor de camión, talador de árboles, encofrador... Enviudó en 2009 y en 2012 le tuvieron que amputar una pierna. Recuerda que, tras la mediación de sanitarios y otros cargos municipales, logró plaza en la residencia de Foz en el 2013. Hoy, cinco años después, es un vecino más del pueblo. Conocido por todos, sociable, le gusta pasear -con las limitaciones de la prótesis- y disfruta regalando mandalas que él mismo colorea. Algunas se pueden ver en negocios locales, otras en consultas sanitarias. A pesar de no tener ningún tipo de estudios, la terapia resultó ser un éxito. Atesora más de 500 pinturas.

Jesús es el protagonista de la exposición, pero confiesa que esta no sería posible sin la implicación de su compañero Miguel Ángel Sánchez, ya que fue este el encargado de buscar el local -cedido gratuitamente-, de solicitar los permisos en el Concello y de negociar el seguro de la exposición. Miguel Ángel, junto con la directora de la residencia y otros compañeros, fueron parte de los visitantes ayer en la muestra. «Empecei a pintar aos 67 anos, xa estando no asilo, e ésta é a miña primeira exposición», confiesa Jesús, quien se inició con obras de tamaño folio para luego dar el salto a otras mayores.

Jesús está muy agradecido a Banco Sabadell, Cafetería Xoyma, Kukadas, Librería Ofifoz, Concello, Mensajeros de la Paz, Merka Cartuchos y Seguros Allianz. «Ha adquirido tal nivel que los rotuladores ya los compra por el número», apunta sobre él Miguel Ángel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Empecei a pintar aos 67 anos, no asilo, e esta é a miña primeira exposición»