«En el ajedrez no hay edad. Uno de ocho años puede ganar a otro de 60»

«En los últimos años, se pasó de menos de una decena de jugadores en el club a cincuenta aficionados»


Aún resacoso del fin de semana pasado en el que se celebró el primer Aberto de Xadrez Clásico en Carballo, el presidente del club organizador O Toque Xiria, Javier Teixeira, asegura que los jugadores ya se están preparando de cara a la liga gallega que comienza en enero. Y tienen posibilidades. Cuentan con una buena cantera formada por gente de todas las edades, en la que los jóvenes despuntan por su agilidad.

Dedicado a la abogacía en la actualidad, Javier, de 48 años, entró en contacto con el ajedrez desde muy pequeño. Fue su tío quien le dio las primeras lecciones en casa. Desde ese momento y hasta hace año y medio, solo compartía su hobby con los amigos. Pero desde que vio la oportunidad de entrar en la directiva del club carballés no lo dudó, con el simple objetivo de que todo el mundo pudiera aprender a jugar y a mejorar, como es su caso.

-¿Debemos hablar de juego de mesa o de deporte?

-De ambas cosas, pero hay que defender, sobre todo, que es un deporte. Aúna valores a nivel competitivo y, aunque no requiere de mucha actividad física, si exige un alto esfuerzo mental.

-¿Se puede afirmar que el ajedrez está en auge en Carballo?

-Sin duda. En los últimos años se pasó de menos de una decena de jugadores en el club, siendo todos veteranos, a cincuenta aficionados en los que hay un alto porcentaje de niños y jóvenes. Nada más y nada menos que, por cada adulto, cinco son menores.

-¿A qué se debe este incremento?

-A muchas cosas. Por una parte, algunos padres que venían a clase de ajedrez probaron a traer a sus hijos, y les gustó. También, a que hay varios colegios en la zona que incluyen este deporte como actividad extraescolar. Y, por último, el hecho de que se hagan torneos comarcales cada cierto tiempo anima a la gente a jugar.

-Entonces, ¿puede jugar todo el mundo al ajedrez?

-Totalmente. Hay que desmitificar que es un deporte exclusivo para intelectuales. Cualquier persona puede aprender y mejorar, incluso sin ir a clase, a través de manuales y tutoriales sacados de Internet. Los niños, de hecho, tienen una habilidad increíble a partir de los seis años. Y es que en el ajedrez no hay edad; uno de ocho años puede ganar tranquilamente a otro de sesenta.

-Algunos lo consideran un deporte aburrido.

Puede parecerlo a priori, pero es todo lo contrario. La mente está pensando y eso divierte. A los niños una hora de clase se les queda corta. Todos los que prueban se quedan enganchados.

-¿Cual es la clave para ser un maestro del ajedrez?

-Esforzarse en el día a día y concentrarse en el momento de la partida es lo principal. Pero lo que hay en la cabeza de un jugador es un misterio. Creo que tiene que tener algo de artista para llegar a ser superior.

-¿Qué nivel hay en el club?

-Hay jugadores en Segunda División y otros en Tercera. En el año que entra intentaremos que el primer grupo ascienda a Primera, que es lugar en el que le corresponde estar, y el resto tratemos de asentarnos. Por el momento, vemos que los más jóvenes aprenden muy rápido. El segundo tablero en orden de fuerza del club es Daniel, de Cerceda. tan solo tiene quince años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«En el ajedrez no hay edad. Uno de ocho años puede ganar a otro de 60»