El polígono de Carballo hace la lista de la compra

La asociación de empresarios lleva años reclamando mejoras en el recinto

.

carballo / la voz

Hace ya 42 años que nació el polígono de Carballo, el primero de iniciativa privada de Galicia. Los empresarios de entonces vieron la necesidad de contar con suelo industrial para el desarrollo de sus negocios y se pusieron, ellos y su capital, manos a la obra. A punto de comenzar el 2018, los herederos de ese grupo de pioneros se encuentran con que todavía hay muchas necesidades.

Las demandas salen a colación en todas las reuniones de la asociación de empresarios y propietarios y también se han presentado en el Concello, pero, como ocurrió en 1975, la Administración es renuente a atender las necesidades de los empresarios.

Al polígono se le notan los años, pero se le nota más el uso. Uno de los principales problemas es la falta de estacionamientos, que hace que circular por las calles se haga complicado, pero todavía es más difícil encontrar un lugar donde dejar el coche, tanto para cumplir una jornada laboral de 8 horas, como para hacer un simple recado o dejar mercancía. Es un problema de los polígonos ya maduros, como el de A Grela, pero se trata de un asunto que puede acabar con una de las cualidades más apreciadas por los empresarios: la comodidad a la hora de trabajar.

Otra cuestión es la seguridad, que ha mejorado con la instalación de barreras, pero los industriales reclaman más medidas para evitar los robos. Las cámaras están inactivas porque solo podrían ser utilizadas por la policía, como ocurre en O Ceao, un modelo al que aspira la asociación carballesa.

La ampliación de la zona verde y nuevos accesos son otras necesidades, pero mucho más perentoria es una gestión unificada y profesional. No se entiende que las fases original y nueva dependen de entidades distintas, puesto que comparten instalaciones como el abastecimiento de agua y el alcantarillado y están completamente conectadas. Resulta difícil de comprender el motivo por el que la Xunta no unifica. Es cierto que una parte fue de iniciativa privada y la otra es de Xestur, pero la separación solo complica las cosas y los viales de la primera fase son públicos.

Además, la asociación de empresarios pretende desbloquear cuanto antes la construcción de un local social, una cuestión pendiente desde hace al menos cuatro años.

Así, los retos que se ha propuesto para el 2018 la recientemente renovada junta directiva parecen una lista de la compra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El polígono de Carballo hace la lista de la compra