«Es más complicado conseguir los patrocinadores que el propio Dakar»

El deportista Fran Gómez Pallas recaudó el dinero necesario para competir y tomará la salida el 6 de enero en Lima


Carballo / La Voz

Lo consiguió. Después de muchos meses de timbrar en las puertas, de reuniones, de encuentros y de algún que otro pequeño sinsabor, Francisco José Gómez Pallas (Caracas, 1969) logró lo que para él era casi un sueño, volver a participar en la prueba de motor y aventura más dura del mundo: el Dakar. El carballés consiguió el dinero necesario para competir en la carrera y, finalmente, tomará la salida en Lima el próximo 6 de enero. Medio en broma, medio en serio, el bergantiñán comentó que «es casi tan complicado conseguir los patrocinadores que el propio Dakar en sí».

El dinero era un requisito indispensable, pero no el único. En mayo Fran Gómez Pallas se ganó el derecho deportivo a disputarlo tras quedar clasificado entre los 35 primeros en el Merzouga Rally de Marruecos. Ahora, con todo resuelto, el piloto ultima los preparativos: «Estamos preparando todo. Hoy [por ayer] embarcamos en Francia el camión que hará de Motorhome durante la carrera», explicó. Su teléfono echa humo y las 24 horas del día se le quedan cortas, entre trabajo, preparativos, reuniones y entrenamientos: «Entreno entre dos y tres horas al día para estar preparado». Aunque la realidad es que uno nunca está preparado para las sorpresas que depara esta exigente cita: «El recorrido es un secreto. Solo sabemos que las cinco primeras etapas son por arena. El resto es completamente desconocido para todos los pilotos».

Fran Gómez Pallas participará por séptima vez en la gran prueba del motor de aventura. Lo hizo en los años 2000, 2003, 2005, 2006, 2007 y 2009 y concluyó con éxito en tres de ellas: 2000, 2006 y 2009. La crisis económica tumbó su sueño de repetir y la verdad es que en los últimos años no albergaba esperanza alguna de regresar al Dakar, al que calificó como «un amor maldito».

«La crisis económica hizo mucho daño en general y a las empresa en particular porque se dejó de invertir en patrocinios», explicó Fran Gómez Pallas. Esta situación parece haber remitido porque el deportista carballés logró, no uno, sino 15 espónsores más. Acudirá con el Indupanel Dakar Team, junto con el piloto valenciano Nacho Sanchís y el mecánico portugués Augusto Riveiro. Fran ultima la puesta punto de su máquina, una Honda CRF 450 de 60 caballos de potencia, que desarrolla una velocidad punta de 190 kilómetros por hora. Una vez completados los arreglos mecánicos, la motocicleta será enviada a Francia para su posterior traslado a Perú.

Sobre la carrera en sí, además de desconocer lo que se va a encontrar por tierras sudamericanas, Fran Gómez Pallas comentó que son 15 cronos repartidos entre Perú, Bolivia y Argentina, con un total de 10.000 kilómetros. «Cada etapa son unos 800 kilómetros», por lo que debe estar preparado, toda vez que se pasará encima de la moto entre 12 y 14 horas diarias.

Además de la experiencia deportiva, detrás de esta cita se encuentra un motivo solidario: el reparto de 15 ordenadores entre escuelas infantiles sin recursos de Perú.

Restan 43 días para tomar la salida y Fran Gómez Pallas ya está ansioso: «Tengo unas ganas enormes de ponerme el casco y arrancar el Dakar». No es de extrañar después de permanecer ocho años sin acudir al que considera su «gran sueño» y eso que ya lo vivió de forma intensa en seis ocasiones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«Es más complicado conseguir los patrocinadores que el propio Dakar»