«El monte es nuestro petróleo verde y debemos saber gestionarlo»

José Manuel Iglesias participará en el Foro Voz Pondal e os Pinos, que se celebrará el martes en Ponteceso


Carballo / La Voz

José Manuel Iglesias Vilas (Montevideo, 1959) es gerente del grupo Cetus, sociedad que gestiona las empresas Galopín y Gefico, en O Acevedo. Además, desde hace tres años es el presidente del Clúster da Madeira e do Deseño de Galicia. Iglesias Vilas participará este martes (18.00 horas) en el Foro Voz Pondal e os Pinos. O futuro da madeira en Galicia, iniciativa que inaugurará el conselleiro de Economía, Emprego e Industria, Francisco José Conde López, en la Fundación Pondal ( O Couto), y al que también acudirán como ponentes Luis García Fernández, director de Fonteboa; y Pablo Vila Lameiro, profesor de Enxeñería Agroforestal en Lugo.

-¿Cómo valora estos tres años al frente del clúster?

-Hemos intentado apoyar a todos los representantes del sector, incluso a los que no forman parte del Clúster, como empresas de servicios o rematantes de madera. Queremos incrementar la cadena de valor y lograr entre todos un objetivo común. No podemos ir cada uno por su lado. Y esta ha sido la filosofía en estos tres años.

-¿Por qué el clúster desea ampliar horizontes?

-Porque tenemos que impulsar de una vez por todas la bioeconomía del monte y desarrollar planes industriales y de promoción y estímulo a la producción. La madera es la mejor materia prima que existe, mucho mejor que los derivados del petróleo. No consume tanta energía en su producción y elaboración como sucede en el acero o el aluminio. No emite CO2 a la atmósfera, al revés, lo absorbe, y es un recurso sostenible aunque, por desgracia empieza a ser deficitario en muchas partes del mundo. Pero hay una frase para mí antológica del profesor Venancio Salcines en un artículo publicado recientemente en La Voz: «La rentabilidad de la madera es igual que la del ladrillo con la diferencia de que con la madera no hay burbuja inmobiliaria posible».

-Entonces, ¿por qué arden los montes en Galicia?

-Hay múltiples factores, no uno solo. Hay incendiarios, eso está claro, como también lo es el hecho de que en Galicia persiste la cultura del fuego, tan arraigada. Pero le voy a decir una cosa que siempre comento cuando voy a una charla o un foro. La comunidad de montes de Cee es un claro ejemplo de trabajo, constancia y preservación del recurso. Los titulares de esos montes se han conjurado para que no les quemen las propiedades y lo han logrado. Lo limpian, lo cuidan, les echan productos contra las plagas, hacen vigilancias nocturnas... Y eso, claro, redunda en la calidad del producto final. Es una forma también de fijar población en el rural y de darle valor a lo que tienen.

-Pero la sensación es que la biomasa en la comarca está completamente abandonada.

-Es que no es normal, por ejemplo, que en Carballo haya 4.000 fincas que nadie sabe a quién pertenecen. Solo el 12 por ciento de los propietarios de los montes residen, en el rural, cerca de sus explotaciones.

-¿Y a qué lo achaca?

-Hay dos elementos claves en todo esto: el minifundismo y la propiedad indivisa. Frenan las economías de escala. Es imposible impulsar, desde el punto de vista de la rentabilidad, un plan de explotación sostenible, mecanizado y gestionado de forma profesional y rigurosa. Desde el clúster y desde otras entidades se ha abogado por los certificados de calidad, pero son muy complicados de implantar porque requieren de un trabajo elaborado. En Galicia, por lo general, lo que abunda es el plantar y esperar para vender. No hay pasos intermedios, que son los que realmente generan riqueza, empleo y fijan población en el rural.

-Los propietarios de los montes dicen que las empresas les compran la madera a bajo precio.

-Eso no es cierto. La madera de eucalipto se paga en Galicia el doble que Chile, Brasil o Uruguay y con un agravante: talar y transportar la madera aquí es más caro que estos países que le acabo de citar.

-Pero habrá quién le diga que si se paga el doble aquí es porque los salarios en Galicia son superiores a los de Chile o Brasil.

-Entonces lo que tendríamos que hacer, según estos que opinan así, es bajar los sueldos en Galicia para ser competitivos o subir los de estos países. La realidad es que trabajamos en un mercado global. Tenemos una excelente materia prima en Galicia, de hecho, tenemos socios que exportan madera para fuera. El monte es nuestro petróleo verde y debemos saber gestionarlo. Hay oportunidades de negocio para nuestras empresas.

-¿Qué opinión le merecen las críticas de los ecologistas por la sobreexplotación del eucalipto?

-La catedrática de Edafología y Química Agrícola de la Universidade de Santiago considera que el eucalipto, en contra de lo que dice la posverdad establecida, nutre los terrenos empobrecidos y representa una oportunidad para generar valor, aunque se ha establecido sobre esta especie una mala prensa que no tiene fundamento. El monte no consiste en plantar y esperar a que los árboles adquieran un tamaño ideal para su tala. No. Hay un proceso de cuidado que conlleva una inversión. En As Salgueiras tengo castaños. Los cuido, los podo, los tengo cercados, les echo productos para evitar las plagas... Pero solo me suponen un coste, no obtengo beneficio. Y el monte está para explotarlo, dentro de una lógica, y sacarle una rentabilidad. Y si se plantan eucaliptos es porque hay demanda. Es el mercado global el que lo decide.

Una entidad que aglutina a 75 empresas, que generan 1.123 empleos

El Clúster da Madeira e do Deseño de Galicia aglutina a 75 empresas, que generan 1.123 puestos de trabajo directos y otros 10.000 indirectos. Los socios aportan una facturación conjunta que ronda los 165 millones de euros. Entre los integrantes se encuentran los gigantes del sector: Betanzos HB, Finsa, Ence o Grupo Losán, empresas de primera y segunda transformación y de diseño y las denominadas contract (diseño de hoteles y tiendas a gran escala).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«El monte es nuestro petróleo verde y debemos saber gestionarlo»