Así vieron las restantes ocho obras de sala


Fillos do sol: 7,3 (media). Mosquera destaca el papel de la carballesa Alba Bermúdez (7). Puga tenía dudas, pero le sorprendió para bien (8). Pazos (6) incide en la creación con cariño, respeto y conocimiento que hizo Pazó, así como en el papel de Alba. Le ve largo recorrido a la joven y a la propuesta con la que se abrió el FIOT, Muiñada, con ella asimismo sobre el escenario. De la Viña (6,5), a mayores de sencillez, ve una escenografía, un montaje y una iluminación correctas, así como un viejo Pondal «xenial». Merece un 9 para La Voz.

La ternura: 7,3. Comedia trepidante para Mosquera (8,5), una de las mejores. Originalidad y relación hombre-mujer en un contexto de aislamiento fue lo más destacado para Puga (8). Actores con recorrido y dirección excelente son puntales que vio Pazos (6). Resultó agradable para De la Viña, que indica que fue ganando en interpretación y alegría (7). Un 7 también desde La Voz.

Todo el tiempo del mundo: 7,3. Obra coqueta y buena puesta en escena para Mosquera (7). Puga, con la misma puntuación, dice que no acabó convencido, no llegó a meterse en el argumento. Pazos alaba el trabajo de dirección y una propuesta onírica y psicóloga interesante (7). Para De la Viña el tema se prestaba a paradojas, con iluminación agradable y escenario creíble (7,5). La Voz le otorga un 8.

Arte: 7,2. Fue trepidante para Mosquera (8) y amena para Puga (9). Pazos (6) ve bastante aceptable el trabajo de dirección y al actor Jorge Usón le daría el premio a la mejor interpretación masculina del FIOT. De la Viña percibió excesiva sencillez y no se acabó de ver tocado del todo (6). La Voz, un 7.

Resaca: 6,8. Carmen no se llegó a enganchar, pero valora el ingente trabajo sobre el escenario (5,5). Tampoco a Puga lo dejó satisfecho (7), pero valora la temática: recuerdos, visiones... Pazos (6) cita las ganas percibidas y las cosas bien hechas: un espectáculo sencillo de una compañía pequeña que no le desagradó. De la Viña (7,5) notó a veces una función inconexa, pero de escenografía precisa y música destacable. Un 8 desde La Voz.

El ciclista utópico: 5,8. Mosquera le da un 7 por cómo la hizo reflexionar sobre las personas tóxicas. Puga (6) se quedó desconcertado y no vio a los actores metidos en el texto. Pazos percibió el guion flojo y a los intérpretes sin acabar de darle altura (4). De la Viña otorga un 5, pero cita unos diálogos resabidos y poco naturales, con sobreactuación de Perea. De la Voz, un 7.

Slips: 5,1. No es el tipo de obra que le guste a Carmen, pero valora el trabajo (5,5). Lo mismo le ocurre a Puga (6): «Non me chegou». Nada especial para Pazos (4), a no ser por los 5 minutos finales, con el público ya levantado. Lo mismo le ocurre a De la Viña (4), si bien para él no fue teatro. Desde La Voz, un 6.

La Zanja: 4,2. A Mosquera le gustó el tema, la cercanía a la realidad vivida y la puesta en escena (le da un 7). Puga (5), en cambio, vio la cuestión trillada y estereotipada. Para Pazos (3) estaba la obra «verde» y, aunque el tema era cercano, percibió la función más como ensayo que como estreno. De la Viña no vio en la pieza valor teatral alguno (1). Desde La Voz se lleva un 5.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así vieron las restantes ocho obras de sala