El Calvo jugó a lo campeón para derrotar al Chapela

Balonmano Los jugadores carballeses de Fernando Vázquez estuvieron de diez


El Calvo Xiria, actual campeón de Primera División Nacional de balonmano, realizó un espectacular encuentro para infligir la primera derrota de la temporada al Chapela (34-30) después del mejor partido de la temporada en la cancha carballesa. También el arbitraje de los cántabros fue de 10, en un choque complicado de dirigir.

Calvo Xiria: Iago; Juáncar (5), Manu (4), Brais, Jorge (4), Julián (2), Carlos Vilanova (5) -inicial- Pablo (10, 3p), Gabriel, Álex Calvete (1), Sergio y Chimpo (3). No jugaron Antonio, Andrés Vila y Fran Rey.

Chapela: Nani (Anxo Táboas); Fran Camino (1), Chema Cid (4, 2p), Galiano (6), Serguei (9), Pablo Casal (4), Pablo Vidal (1) -inicial- Figueirido (2), Adrian Freiría (1), Leo (1), Pablo Martínez (1), Pablo Orge y Luis Orge.

Árbitros: Fernando Iñán y José García (Cántabros). Impecable labor. De lo mejor del encuentro, estuvieron impecables.

Marcador cada cinco minutos: 2-3, 6-6, 10-9, 13-11, 15-14, 17-17 (descanso), 20-17, 23-19, 25-22, 28-25, 33-28 y 34-30 (final).

Incidencias: Excelente entrada en el pabellón Vila de Noia, con 300 espectadores que animaron todo el encuentro.

La primera parte fue la más igualada entre el conjunto local de Fernando Vázquez y el visitante de Fran Teixeira. El balonmano que ambos equipos desplegaron fue de lo mejor que se vio esta temporada en Carballo. Un juego fácil, rápido y buscando siempre la portería rival. En este tiempo los empates se sucedieron hasta concluir con tablas. El Calvo Xiria con una defensa 5-1, y los olívicos con 6-0.

En la segunda parte, el Calvo Xiria impuso más velocidad en ataque, con circulaciones rápidas y resoluciones ante la meta. En esta faceta Carlos Vilanova estuvo impecable en la primera parte, y Pablo en la segunda, aunque todo el equipo volvió a rendir a al estilo del campeón, que es el conjunto local.

El Chapela, que llegó como segundo en la tabla y sin conocer la derrota, también dejó claro que será un rival muy serio para luchar por el título. Con este triunfo, el Calvo Xiria vuelve a dejar claro que volverá a luchar por un entorchado que posee en las dos últimas ligas a nivel nacional.

El Conservas Boya cayó en Vigo frente al Lavadores tras un buen encuentro

 

 

El Conservas Boya de Camariñas perdió ayer en Vigo ante el Lavadores (32-27) después realizar un gran partido y luchar hasta el final por el encuentro. En el partido al final pudo competir Borja, que se recuperó de su lesión y aportó tres goles para su equipo.

Lavadores: David; Adrián (2), Fabián (8), Iván Calvo, Matías (3), Javier (4), Xoel (1) -equipo inicial- Daniel (5), Andrés, Alexandre, Xurxo (1), Anxo (5), Pablo (1) y Rubén (29.

Conservas Boya: Cristian (Félix); Alan (2), Fari (6), Catalán (5), Antelo (3), Diego (1), Xabi (2) -equipo inicial- Fabián (3), Borja (3), Fabio y Fran (1).

Árbitros: Marcos Pérez y Pablo Álvarez (Gallegos). Bien.

Marcador cada cinco minutos: 4-0, 7-3, 11-7, 13-8, 14-10, 1814 (descanso), 21-15, 25-16, 25-19, 27-23, 29-24 y 32-27 (final).

Incidencias: Normal ambiente en el pabellón municipal Lavadores, de Vigo.

Primera parte

En la primera parte el conjunto local de Sergio Carballeira llevó siempre ventajas en el marcador: la mayor fue de cinco goles y al descanso se llegó con cuatro.

En la segunda parte fue cuando se pudo ver al mejor Conservas Boya. La reacción del equipo comenzó en el minuto 50, que logró durante cinco minutos que los olívicos no marcasen y pasar el resultado de 25-16 a 25-19, y después un interesante 27-23. Pero el desgaste físico se acusó en el tramo final ante un conjunto local que demostró saber aguantar la presión a la que se vio sometido, y logró incrementar los cuatro tantos que tenía de ventaja para finalmente concluir con el resultado final de 32 a 27.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Calvo jugó a lo campeón para derrotar al Chapela