«Quitaron moitos camións de area, non deixaban durmir. Foi moito negocio»


El lugar en que vive Carmen está asomado a la laguna de Baldaio, uno de los puntos emblemáticos de la historia de Carballo. Hace más de 40 años hubo una revuelta popular para recuperar el uso de la zona, que estaba bajo una concesión como criadero de peces y mariscos, pero que solo se utilizaba para extraer áridos. Carmen no estuvo ese día en la playa porque esa fue una batalla más de los de Lema que los de Imende, pero recuerda ese tiempo.

«Veu ese señor Ferreiro, con Canedo, que era médico, e traballaron moito aí, fixeron moitos cartos. Quitaron moitos camións de area, non deixaban durmir. Foi moito negocio», recuerda Carmen.

La laguna es distinta a como ella la recuerda. La actividad ilegal de la empresa Baldayos S.A. cambió completamente la fisonomía de la marisma. «Antes había moitísimas vacas a pastar en Rebordelos e xa non hai unha», explica.

Os Milagres

También las fiestas que tanto le gustan mudaron completamente. En esa parroquia siempre han tirado más hacia A Laracha que hacia la capital municipal. Así, el momento más importante del año era la romería de Os Milagres. «Alí había orquestras», en tanto que en la parroquia tenían que conformarse con unas panderetas, aunque a ella poco le importa el instrumento si le sirve para bailar.

Carmen también se queja de que en las aldeas cada día queda menos gente. Si tuviera dinero, dice, iría probablemente a una ciudad, pero los seis años que cotizó a la Seguridad Social, como percebeira y en una factoría de Sabón, no fueron suficientes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Quitaron moitos camións de area, non deixaban durmir. Foi moito negocio»