Tráfico dedicó más de 10 horas a esclarecer la muerte del policía local

Antonio Longueira Vidal
Toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

CARBALLO MUNICIPIO

Ana Garcia

Su informe fue determinante para el ingreso de Hansjörg Rohrbach en prisión

23 may 2017 . Actualizado a las 10:32 h.

Tráfico ha confirmado ayer que el conductor de 57 años, nacido en Berna y residente en Carballo desde hace unos 13 años, no realizó frenada alguna en el momento en el que los agentes procedieron a darle el alto sobre las cinco y cuarto de la madrugada del pasado sábado al domingo en el punto de verificación de alcoholemia efectuado en As Labradas. El informe remitido al juez de Carballo indica que Hansjörg Rohrbach se llevó por delante al malogrado agente José Luis Garea Vales al que, según Tráfico, arrastraría unos 15 metros antes de detener el vehículo.

Este es el análisis del atestado, que confirmaría las primeras hipótesis planteadas por los agentes desplazados al lugar del accidente. Los expertos estudiaron de forma minuciosa este tramo de la AC-413, que enlaza Carballo con Ordes) durante más de diez horas. Los agentes tuvieron en cuenta todas la variables: testimonios de los policías participantes en el control y de otros conductores, una investigación del vehículo siniestrado y las condiciones de la vía en el momento de producirse el trágico atropello. Los técnicos no pudieron precisar la velocidad del turismo ya que al no haber frenada no pueden saber con exactitud a cuánto iba Hansjörg Rohrbach. Desde Tráfico insisten en que para «arrastrar a una persona 10 o 15 metros no hay que ir muy deprisa, simplemente con la inercia del turismo es posible».

En todo caso, Tráfico desmontó la versión del detenido, quien habría asegurado en sus declaraciones a la Guardia Civil y al juez que fue el policía el que se habría abalanzado sobre su turismo, además de denunciar que el control no estaba bien señalizado, algo que en Tráfico desmienten: «El dispositivo estaba perfectamente montado». Pese a que el atropello se produjo en casco urbano fue Tráfico quien realizó los atestados «por la experiencia en este tipo de tragedias». Fue un arduo trabajo al tratarse de un fin de semana y que había que recabar numerosas pruebas e informes para trasladarlas al juzgado el domingo por la mañana. Tráfico mantiene para Hansjörg Rohrbach los delitos de homicidio con imprudencia grave y contra la seguridad viaria por conducir borracho. Ayer también confirmaron que el detenido pasará «seis meses en prisión preventiva».