Íntegro logró hacer real un sueño

Festejó en Cabana su 25.º aniversario con un acto ameno y lleno de emoción


carballo / La Voz

La existencia te ofrece «miles de cousas distintas, unhas alégranche a alma, outras amárganche a vida». Dora Mato es usuaria de Íntegro y ayer celebró con una poesía el 25.º aniversario de una larga lucha por el derribo de barreras y la inclusión. Fue un acto grande, ameno, ingenioso y divertido, pero, sobre todo, cargado de emoción: la diversidad funcional subida al escenario de la normalidad. Un acontecimiento que fue la expresión de un cuarto de siglo de «constancia, compromiso, esforzo, ideais, valores e valentía de moitos homes e mulleres», como dijo el presidente del colectivo, Adolfo López Baña.

Un día también de gestos. Como el del alcalde cabanés, José Muíño. Cogió una silla y se sentó para hablar: «Para poder estar á vosa altura». Y pidió perdón por haber podido hacer más por la inclusión y no tenerlo hecho. No fue por mal, dijo. Fue «un error inocente», en el que cae mucha gente: «E non souben estar á vosa altura». Además de sentir admiración, respeto y gratitud por la inmensa labor que Íntegro lleva realizado y su trascendental legado. Y no sonaba a discurso huero. Acabó pidiendo que la entidad continúe, al menos, 25 años más.

López Baña, que tuvo palabras de condolencia por la muerte del policía de Carballo, recordó como el germen de la asociación que preside está en una reunión organizada en noviembre de 1991 por Montebranco en O Couto. En febrero de 1992 ya estaba andando con los encuentros de los sábados en el restaurante A Pesqueira, de Ponteceso. La agrupación se llamaba por aquel entonces PonteCabana. Hicieron después campañas para la prevención de las lesiones medulares. La Costa da Morte era un territorio propicio para generarlas.

El minusvalidismo aún estaba presente en el rostro de la sociedad. Al principio poco más tenían que ilusión. En el 2000 dan un salto con la creación de Ecoemprego, con tarea para 15 personas. Con el centro de Nantón, Íntegro alcanza otra dimensión y pudo abrir camino a las prestaciones a una mayor cantidad de usuarios. Una muestra, según López Baña, de que la «realidade é transformable», aunque apoyos como el de su hija Patricia sean imprescindibles.

Con él lleva trabajando todo este tiempo Silvestre Couto Torrado, que armó un «saloncito» con los históricos de la entidad, como el hostelero Rafael Varela, de A Mundiña, colaborador impenitente, desde los primeros tiempos en los que celebraron un desfile de moda para poder contratar el primer técnico, Ponte Moda 1993. Mario Blanco, que en A Pesqueira les ayudaba a subir y a bajar a las reuniones; Judith Rama, una de las primeras manifestantes a favor de la eliminación de barreras arquitectónicas; jugadores en silla de ruedas que llegaron a la División de Honor, o María Verdes, esposa de Silvestre, que los acompañó a Cuba en 1995 y comprobó que con menos medios se podía hacer mucho más. «Todos somos capaces de cumplir nuestros sueños», afirmó.

Anxo Queiruga, presidente de Cogami, alabó que Íntegro siempre haya tenido claro el rumbo. El éxito está en superar las adversidades y dijo de López Baña y Couto Torrado que habían sido capaces de «facer real un soño», también compartido por Anabel Castiñeiras, secretaria: «Do bo disfrutamos, do malo, aprendemos». Así forja su «vida plena».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Íntegro logró hacer real un sueño